viernes 13, diciembre 2019

Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que en 3 años Petróleos Mexicanos (Pemex) será una empresa saneada con la capacidad para ser, de nueva cuenta, el motor del desarrollo económico del país.

Al presentar el Plan de Negocios de la empresa productiva del Estado, el titular del Poder Ejecutivo federal resumió la estrategia para Pemex durante su gobierno: 3 años de rescate con presupuesto y reducción del pago de impuestos y 3 años de apoyo de la empresa al desarrollo nacional.

“Que Pemex tenga recursos, pueda invertir, y que en los últimos 3 años del sexenio ya con más producción, con excedentes, Pemex contribuya al desarrollo de México. Tres años para rescatar a Pemex y aumentar la producción y 3 años para destinar inversiones al desarrollo nacional: sembrar petróleo.”

Por su parte, el director general de Pemex, Octavio Romero, explicó que el nuevo Plan de Negocios fue aprobado de manera unánime por el Consejo de Administración de la empresa, en el que participan las secretarías de Hacienda y Crédito Público; de Economía; de Energía, y de Medio Ambiente y Recursos Naturales; la Comisión Federal de Electricidad, y consejeros independientes.

Octavio Romero señaló que en los últimos 14 años la producción de crudo “se cayó” como consecuencia de la elevada carga impositiva, la deuda y la reducción de los montos de inversión.

En 7 meses, esta caída se ha revertido, aseguró Octavio Romero. “Se ha logrado estabilizar [la tendencia] y logramos un ligero repunte. Ahora nos vamos a concentrar en el desarrollo de aguas someras y áreas terrestres: duplicar actividades exploratorias con los mismos recursos”.

En su intervención, López Obrador dijo que encontraron a Pemex en “ruinas” y fustigó la reforma energética impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto. “Mintieron, engañaron, diciendo que con esa reforma iba a llegar mucha inversión extranjera; iba a haber mucha inversión nacional privada, y que se iba a aumentar la producción de petróleo hasta lograr 3 millones de barriles diarios. Lo cierto es que eso no se dio. Al contrario, se cayó por completo la producción de petróleo, de gasolinas y se terminó de arruinar toda la industria petroquímica nacional”.

Zósimo Camacho