Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que hubiera subejercicio en el gasto del presupuesto público. Informó que tan sólo en el sector agropecuario ya se han ejercido 7 mil 713 millones de pesos en la transferencia de apoyos a productores (98.8 por ciento), de los 8 mil 550 millones contemplados; este monto beneficia a más de dos millones de productores.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano comentó que el dinero  público “ya no les están llegando a los de arriba. Todos esos apoyos llegan de manera directa, ya sea con cuenta bancaria, tarjeta y orden de pago. Ya no se entrega a las organizaciones”.

López Obrador criticó cómo se llevaba la dispersión de los apoyos en administraciones anteriores, pues cuando eran entregados a través del Procampo “llegaban tarde. Era una queja de la gente. En esta ocasión llegaron a tiempo, antes de la siembra”.

“El apoyo se daba arriba, no se tomaba en cuenta a los pobres, los grandes recibían más apoyos, ahora son los pequeños. No se incluían a productores de café y de caña”, dijo.

El titular del Ejecutivo comentó que esta es una base para apoyar a productores, ya sea para el auto consumo o la producción de mercado y, así, lograr la autosuficiencia alimentaria.

López Obrador comentó que una de las características del periodo neoliberal fue “satanizar” a la gente pobre y la entrega de subsidios, a lo que se llamó populismo. “Sí apoyar a los pobres es ser populista, que me anoten en la lista”, dijo.

También mencionó que se habla de globalidad y libre mercado; no obstante, los países no llevan a cabo esas prácticas. Ejemplificó: “en Estados Unidos hay subsidio a los productores, reciben hasta el 80 por ciento de los apoyos”.

A Palacio Nacional asistieron: Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader); Víctor Suárez Carrera, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Sader;

Raúl Elenes Angulo, comisionado nacional de Acuacultura y Pesca de la Sader; David Monreal Ávila, coordinador general de Ganadería e Ignacio Ovalle Fernández, director general del organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

Érika Ramírez

 

Leave a Reply