Autor:

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador descartó desajustes en la economía, tras la salida de Carlos Urzúa como secretario de Hacienda y Crédito Público. Admitió que “sí hubo algún ajuste en el movimiento del peso, pero el peso está fortachón, aguanta y se recuperó”.

López Obrador relató en Palacio Nacional que el exfuncionario, quien dejara ayer el gabinete por “imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública”, propuso al mandatario esperar el anuncio de su salida hasta el sábado, en el entendido que se podía generar un problema económico – financiero, desajustes en los mercados.

El titular del Ejecutivo no aceptó la propuesta, pues “parte del cambio es que también actuemos de otra manera. Los mercados pues sí son sensibles, se ponen nerviosos y buscan confianza, pero también hay inteligencia, o sea, saben. Los financieros tienen mucha información más, de lo que se imagina uno”, expuso.

Resaltó que el país cuenta con finanzas sanas: “No hay más gasto de los que ingresa, no tenemos déficit, no está creciendo la deuda, no hay inflación”.

Érika Ramírez