Autor:

La subsidiaria Generación V de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) careció de evidencia que respaldara el gasto de más de 237 millones 187 mil 900 pesos, informó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En el Informe de resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2018, la Auditoría reveló que no había bitácoras o reportes que comprobaran la entrega y recepción de los servicios de nómina, telecomunicaciones, abastecimiento y de apoyo, formalizados entre la Comisión, la CFE Generación III y la CFE Generación V, todo esto por el monto de 175 millones 365 mil 900 pesos.

En los contratos formalizados entre las tres entidades se establecía que el pago por los más de 175 millones de pesos “se realizaría mediante transferencias o depositos bancarios”; sin embargo, la subsidiaria Generación V informó que la liquidación se efectuó mediante compensaciones de saldos, pero “no se proporcionó documentación que lo evidencie”.

Asimismo, la ASF dictaminó que la filial de la CFE Generación V tampoco tuvo algún contrato, factura o documento que comprobara y justificara el gasto de 61 millones 822 mil pesos, cantidad registrada contablemente para servicios de regulación de tarifas, de desempeño empresarial, administrativos, tecnológicos, de cobranza a suministro básico, de créditos hipotecarios, de desarrollo y mantenimiento, así como de una provisión por concepto de jubilación.

Ante esto, en la auditoría 6-90UIH-19-0496-2019 496-DE se recomendó a la Unidad de Responsabilidades de la Comisión Federal de Electricidad realizar las investigaciones pertinentes sobre las irregularidades cometidas por los servidores públicos que en su gestión carecieron de la evidencia del gasto de los más de 237 millones de pesos.

Karen Ballesteros