Autor:

Los despidos injustificados en el Instituto Mexicano de la Radio serán revisados, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador. Agregó que su gobierno no busca desmantelar los medios públicos.

No obstante, indicó que en esos medios también se tiene que promover la austeridad. Este ajuste en general impacta mucho, reconoció.

“Ahora se me cuestiona que no me importa la cultura, las matemáticas, el deporte, todo eso me importa. Pero también me importa ayudar al desposeído, al humilde, al que lo necesite. Los apoyos a los jóvenes, a los campesinos, a los pobres”.

Criticó que en el pasado había muchos excesos y dijo que eso es lo que se está acabando. “Habían como 70 oficinas de México en el extranjero, de ProMéxico. En esas oficinas trabajaba puro recomendado dándose la gran vida”.

También lamentó que en el último año del gobierno de Enrique Peña se gastaron 10 mil millones de pesos en publicidad, monto que en este año se redujo a 4 mil millones.

La austeridad es un asunto de principios, señaló. Pero dijo que la instrucción es recortar a los de arriba, no los de abajo y que en el caso de que se hayan cometido injusticias se va a corregir.

No obstante, la plantilla del Imer sí se ha adelgazado —reporteros, locutores, productores han sido echados— y se les adeudan al menos 2 meses, han denunciado los afectados.

“Sí vamos a corregir injusticias que se cometen pero no vamos a dar un paso atrás”. Agregó que estos ajustes son para beneficio de los pobres.

Nancy Flores