Autor:

A casi 1 año de sucedida la ejecución extrajudicial en contra de Isaías Oleta, el caso se encuentra impune. El crimen involucró a integrantes de la Policía Especializada destacamentada en la Comandancia Regional Selva–Palenque, adscrita a la Fiscalía General del Estado de Chiapas, quien determinó que no había elementos para juzgar al único detenido del cuerpo policiaco.

Para el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, se trata de una privación arbitraria de la vida, ocurrida el 10 de julio de 2018.

El 28 de mayo pasado, el Juzgado de Control y Tribunal de Enjuiciamiento del Distrito Judicial de Catazajá dejó en libertad al policía posiblemente involucrado en el asesinato extrajudicial de Oleta, ocurrido en el ejido Roberto Barrios, del municipio de Palenque. El argumento, que no existían pruebas suficientes para condenar al involucrado.

En entrevista con Contralínea, el abogado Vico Galvés, que acompaña a la familia de la víctima, asegura que existen dos pruebas que no fueron tomadas en cuenta: “los testimonios de los policías aprehensores y de la familia que estuvo presente en la noche del 10 de julio [cuando sucedió el crimen]”.

Según testimonios de la familia, 15 elementos de la Policía Especializada  ingresaron a la casa de Isaías Oleta para hacer efectiva una orden de captura en su contra, por delitos de lesiones a raíz de una riña ocurrida en 2014.

“Eran las 11:50 de la noche aproximadamente cuando escuchan  los ladridos de los perros, disparos sobre el techo de lámina y que están derribando la puerta. Entonces Isaías se pone nervioso, sale al patio y sin pensarlo [el policía] le dispara”, el abogado del Centro Fray Bartolomé de Las Casas; además, detalla que los dos hijos de Isaías también fueron agredidos cuando corrieron a socorrerlo.

Vico Galvés detalla que el cuerpo de la víctima fue encontrado por sus familiares hasta el 12 de julio en el Servicio Médico Forense de Palenque, donde fue llevado por los miembros de la policía. “A la hora que cae lesionado Isaías, lo golpean con palos, lo suben a una camioneta y luego lo llevan a la ciudad de Palenque”.

Según el Frayba, la investigación de la Fiscalía del Ministerio Público Distrito Selva “no ha sido eficaz, imparcial ni seria”, debido a que los policías involucrados  en el crimen pertenecen a dicha institución.

“Estamos ahora en el tema de la apelación pero sinceramente no vemos que vaya a resultar favorable para nosotros, porque  la policía que ejecutó a Isaías depende de la Fiscalía; es decir, depende de la misma organización”, señala el abogado.

Lauren Franco