Autor:

Prácticamente desde que dejó la Presidencia de la República, en 1994, Carlos Salinas de Gortari emigró al Reino Unido y estableció su residencia entre Londres y Dublín (Irlanda), tiempo que le ha reconocido el gobierno inglés para otorgarle la residencia y con ella el exmandatario mexicano podrá salir, entrar y, sobre todo, refugiarse en el viejo continente ante cualquier contingencia legal, sobre todo ahora que el gobierno de la cuarta transformación analiza realizar consultas y foros para que la población decida si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe investigar a los expresidentes.

Salinas de Gortari, señalado por el presidente López Obrador como el Jefe de la Mafia del Poder, fue interrogado (1996) en la embajada de México en Dublín por fiscales de la Procuraduría General de la República, cuando el entonces mandatario Ernesto Zedillo permitió que se abrieran sendas investigaciones penales en contra de los hermanos Carlos y Raúl Salinas de Gortari, por los delitos del asesinato del entonces candidato priísta Luis Donaldo Colosio, por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Desde aquel año de 1996, el exmandatario mexicano decidió refugiarse en los países de Irlanda y Reino Unido, lo que ahora le ha valido para que en Londres le entreguen su documento de residencia para poder entrar y salir cuando se le antoje, pero sobre todo para poder huir en cuanto lo necesite.