lunes 6, julio 2020

Autor:

En el marco conmemorativo de los 80 años de la llegada de los exiliados españoles a México, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su respeto a los derechos humanos de los migrantes.

En Palacio Nacional y rodeado de representantes del gobierno de España y funcionarios mexicanos, López Obrador recordó que hace más de ocho décadas, debido a la Guerra Civil en aquel país, más de 20 mil españoles encontraron apoyo y solidaridad en nuestro país, otorgados por el gobierno de Lázaro Cárdenas del Río.

“Nos llena de orgullo el que se haya actuado como se hizo en ese entonces para proteger a quienes necesitaban refugio. Tiene que ver con lo que significó el gobierno de Lázaro Cárdenas, el presidente más humanista que ha habido en nuestro país”, dijo el mandatario.

También recordó que durante la gestión de Lázaro Cárdenas fue cuando se cumplieron algunas demandas de la Revolución Mexicana, como el reparto agrario y la recuperación de bienes entregados a extranjeros durante el Porfiriato, como el petróleo.

El titular del Ejecutivo mencionó que desde esa época se instrumentó en México el “derecho de asilo”,  que hasta en los “gobiernos del modelo conservador y retrógrada” ha quedado sembrado.

López Obrador mencionó en este contexto, que México se encuentra atendiendo el fenómeno migratorio de Centro América a Estados Unidos, a través del territorio nacional.

“Vamos a tratar con respeto a los migrantes, porque buscan mejores condiciones de vida y trabajo, son exiliados por hambre, trabajo o para salvar sus vidas”, sostuvo.

El presidente se dijo respetuoso del gobierno estadunidense, encabezado por Donald Trump, pero al mismo tiempo de los derechos humanos de los migrantes. “Se hará con el noble oficio de la política, para eso se inventó, para evitar la confrontación y la guerra”, argumentó.

Érika Ramírez