viernes 13, diciembre 2019

Autor:

El movimiento Salvemos al Cañón del Sumidero y la asociación civil Otros Mundos Chiapas denunciaron que la empresa Minera Cales y Morteros del Grijalva, SA de CV, es responsable de causar enfermedades cancerígenas a las personas que habitan en Ribiera Cahuaré.

Además, señalaron que su operación implica daños ambientales muy severos al Cañón del Sumidero. Según las organizaciones, ese parque nacional enfrenta graves problemas ambientales por las actividades extractivas de la minera, que extrae desde hace 54 años piedra caliza las 24 horas al día, los 365 días al año.

La operación de esta empresa también afecta la salud y la vida de la población de la Ribiera Cahuaré, donde los habitantes están expuestos día y noche a las emisiones contaminantes de la mina.”

Las organizaciones advirtieron que la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos documentó que servidores públicos incurrieron en omisiones al permitir que la empresa minera continúe en operaciones (recomendación 12-2019, del 24 de mayo, dirigida a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas).

Alejandra Aldama Pérez, integrante de Salvemos El Cañón del Sumidero, afirmó que la maquinaria que utiliza la empresa es la misma con la que empezó, que es obsoleta, emite contaminantes a la atmósfera y es ruidosa. Además, dijo, los desechos industriales van a dar al río Grijalva, y las emisiones que salen por chimeneas causan impacto a la vegetación y a los habitantes.

Para la ingeniera industrial Claribel Pérez Anaya, integrante del movimiento, la contaminación causa desde enfermedades infecciosas respiratorias agudas hasta cáncer.

La empresa, denunció, utiliza la piedra caliza y un combustible que al coserse emana por las chimeneas metales livianos, los cuales se combinan con otros químicos y dan como resultado lluvia ácida.

Agregó que los seres humanos expuestos a esos residuos tóxicos presentan enfermedades como cáncer bronco-pulmonar y nasal, dermatitis, anosmia, sinusitis, asma, además de las enfermedades bronco-respiratorias y pulmonares.