Autor:

“Nosotros no vamos a torturar a nadie, no se va a desaparecer a nadie, no se va mandar a asesinar a nadie”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, a 48 años de la matanza estudiantil en la Ciudad de México.

Desde el Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo, se comprometió a que su gobierno no optará por el autoritarismo, a “no usar la fuerza, la desaparición o asesinato de opositores”.

En tanto, Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación (Segob) expuso que de cara al 50 aniversario de estos hechos,  se hará un rescate de espacios de “tortura y exterminio”.

“Hay una serie de inmuebles que fueron parte del terror”, que formaron parte de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), mismos que serán rescatados para recuperar la memoria y documentar lo ocurrido el 10 de junio de 1971.

Un primer espacio será inaugurado hoy, a las 13 horas. Se trata del edifico llamado Circular de Morelia número 8, en la colonia Romita, antigua sede de la DFS y de la Brigada Blanca, con el objetivo de “dignificar a las víctimas”, expuso el subsecretario.

En la conferencia de prensa matutina también estuvieron presentes Alberto Híjar Serrano y Martha Alicia Camacho Loaiza, sobrevivientes de la llamada guerra sucia en México.

Documento: Sitios de memoria

Érika Ramírez