Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador le mandó un mensaje a Donald Trump, quien había amenazado con imponer aranceles a los productos mexicanos: “No puedo permitir a nadie que atente contra la economía con nuestro país”. No obstante, reconoció que ya se llegó a un acuerdo con el gobierno del vecino país.

En el acto de unidad nacional al que convocó en Tijuana, Baja California, el mandatario señaló que la migración se da por falta de oportunidades, por la pobreza y por la violencia. “Resolveremos el fenómeno migratorio atacando sus causas profundas, mediante el impulso al desarrollo y la construcción de la paz y la seguridad”.

Y reveló que de los 521 mil migrantes que llegaron a México por la frontera Sur en lo que va de 2019, 159 mil 395 son menores de edad y, de éstos, 43 mil 875 niñas y niños viajaron solos. “Es claro que ante esta amarga y dolorosa realidad no se puede sólo cerrar fronteras y utilizar medidas coercitivas”.

Indicó que en México ya se están tomando medidas al respecto y que, para lograrlo en Centroamérica y el Caribe, es indispensable el concurso de Estados Unidos, Canadá y otros países desarrollados.

En el mitin, también señaló que “una de las consecuencias de la imposición del modelo neoliberal fue la expulsión masiva de población de sus lugares de origen y la pérdida de empleos con una industria desmantelada”.

Con el abandono de las actividades productivas en el campo y la ciudad, dijo, creció el flujo de refugiados económicos: como nunca, tuvieron que irse a buscar la vida del otro lado de la frontera millones de mexicanos. Allá enfrentaron la discriminación, los atropellos. No obstante, indicó que una parte de la sociedad estadunidense fue solidaria.

Recordó que en Estados Unidos viven unos 36 millones de personas de origen mexicano, de los cuales 15 millones son nacidos en México. Éstas, indicó, contribuyen en el 30 por ciento de las labores agrícolas; 20 por ciento de la construcción; 15 por ciento en la industria turística. Los migrantes, reconoció, mandan 33 mil millones de dólares de remesas. Y detalló que un tema que casi nunca se menciona es que en México residen cerca de 1 millón 200 mil estadunidenses.

Respecto de la cancelación de los aranceles, indicó que el acuerdo se alcanzó gracias a la decidida postura de mantener una política de respeto y buena vecindad con Estados Unidos y de fraternidad con su población. Al pueblo estadunidense le mandó un mensaje: no abrigamos ni abrigaremos intención alguna de perjudicarlos. Estamos dispuestos a colaborar incluido el tema de la migración.

“Estados Unidos y México no son vecinos distantes, comparten una frontera, ejercen una influencia cultural mutua y las historias de nuestros países están entrelazadas en numerosos episodios de hostilidad, pero también de cooperación y entendimiento.”

En el mitin, señaló que el pueblo de México es mucha pieza y que, aunque quisiera decir más cosas al respecto, se tiene que auto-limitar. Posteriormente indicó que los compromisos se cumplen, y por ello se reforzará la frontera Sur. “Desde la próxima semana estaremos ofreciendo ayuda humanitaria” a los migrantes que busquen su ingreso ordenado a Estados Unidos. Y cerró su discurso con la frase de viva México y el canto del Himno Nacional.