Autor:

El gobierno de México logró ayer que autoridades constitucionales y tradicionales de los municipios chiapanecos de Aldama y Chenalhó firmaran un pacto de no agresión, considerado como un hecho histórico, luego de que, por décadas, no se había logrado y ahora inicia un proceso de reconstrucción de la paz en la zona de Los Altos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, confirmaron que este 4 de junio se firmó un pacto de no agresión. Indicaron que se logró conciliar la voluntad política de las comunidades para llegar a un acuerdo de paz.

El pacto busca reconstruir la paz en las comunidades de Aldama y Chenalhó, así como lograr la reconciliación y tolerancia a la diversidad en la región. De entrada con el pacto se permite la libertad de tránsito a través de dos rutas que estaban cerradas entre los municipios, y prevé apoyos humanitarios del gobierno federal.

José Réyez