Autor:

“Para Cuba, puede representar el gobierno de México un elemento muy positivo. Hay que apoyar las medidas de ese tipo por parte del gobierno mexicano de apoyo al país hermano; posibilidad que tal vez no se daba o sin duda no se daba en gobiernos anteriores”, reflexionó el doctor Pablo González Casanova, luego de que Contralínea le preguntara sobre el papel que puede jugar la administración de Andrés Manuel López Obrador en las relaciones con ese país.

Tenemos que ser muy precisos para no estar en favor o en contra en términos absolutos, sino reconocer que hay medidas que incluso hacen muy difícil para una gran cantidad de gente el tomar posiciones: amigos que eran muy amigos toman de pronto una [posición] y yo tomo otra, pero le dan la importancia de un credo y de un todo metafísico de origen teológico”, dijo al participar en la conferencia magistral del embajador de Cuba en México, Pedro Núñez Mosquera, sobre la Ley Helms Burton, celebrada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

En este contexto, el doctor González Casanova invitó a pensar “en este tipo de problemas contradictorios que estamos viviendo, que está viviendo la propia Cuba y que vive la izquierda en el mundo. Y nosotros hagamos y tomemos la posición que nos parece más adecuada y más rica, en la que nosotros creemos sin pensar que todo mundo tenga esa posición porque es perfecta”.

Agregó que “ésa es la manera de razonar muy difícil, de razonar y al mismo tiempo mantener una gran firmeza en lo que uno quiere decir creyendo que es la salida como es el tipo de planteamiento que a partir de Cuba se hace también en México y se hace en Venezuela hoy. Esos tres elementos cuentan mucho para entender el mundo contemporáneo”.

Nancy Flores