Autor:

El Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas exigió que los presuntos autores de tortura y malos tratos sean suspendidos de sus funciones de forma inmediata durante toda la investigación.

“En particular cuando exista riesgo de que, de no hacerse así, pudieran volver a cometer los actos de los que son sospechosos, ejercer represalias contra la presunta víctima u obstruir la investigación”, recomendó el Comité en el documento Observaciones finales sobre el séptimo informe periódico de México, emitido este 17 de mayo.

Dicho informe documentó actos de tortura en México destacando la participación de funcionarios públicos y la omisión de los mecanismos internacionales para prevenir este delito, tal como el protocolo de Estambul en materia de peritaje.

Entre otras recomendaciones, el Comité también instó a que se modifique el tipo penal del delito de tortura de los artículos 24 y 25 de la Ley General en la materia, para que “incluya expresamente los actos de tortura cometidos con el fin de intimidar, coaccionar, obtener información o una confesión de un tercero”.

Además, solicitó que el gobierno se pronuncie “sin ambigüedades en favor del respeto de la prohibición absoluta de la tortura y los malos tratos”. El Comité también señaló que debe anunciar públicamente que quien cometa estos actos, sea cómplice o los tolere, será responsable ante la ley, estará sujeto a enjuiciamiento penal y a las sanciones correspondientes.

Marcial Yangali