Autor:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el homicidio del periodista Francisco Romero Díaz, ocurrido la mañana de este 16 de mayo en Playa del Carmen, Quintana Roo. Éste es el octavo crimen mortal contra el gremio periodístico en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Según Notimex, el comunicador había denunciado amenazas el pasado 12 de abril ante la Fiscalía General del Estado. Ahora, esa institución y la Secretaría de Gobierno han sido conminadas por la Comisión a salvaguardar la vida y seguridad de los colaboradores del medio informativo Ocurrió Aquí. Además, solicitó medidas cautelares para la familia de quien fuera director de esa página de noticias (presuntamente hackeada en abril pasado).

Además, el organismo pidió a la Fiscalía estatal investigar de inmediato los hechos y allegarse de toda la información necesaria, con énfasis en la posible vinculación entre la agresión y las notas periodísticas que el comunicador difundía en su página de noticias, con el fin de dar con los responsables para presentarlos ante la justicia y reciban el castigo que en derecho corresponda”.

En un comunicado, la CNDH refiere que “con este homicidio suman ya 148 los periodistas asesinados desde el año 2000, de los cuales siete han sido victimados en 2019. De igual manera, se refiere que en junio y julio de 2018 fueron privados de la vida José Guadalupe Chan Dzib y Rubén Pat, en Felipe Carrillo Puerto y Playa del Carmen, respectivamente, compañeros en el medio Playa News del hoy victimado, lo que da cuenta del incremento de la violencia contra comunicadores en Quintana Roo”.

Los otros siete periodistas asesinados

De acuerdo con un recuento hecho por la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con el homicidio del periodista indígena Telésforo Santiago Enríquez, ocurrido el pasado 2 de mayo en San Agustín Loxicha, Oaxaca, sumaron siete periodistas asesinados en este gobierno de López Obrador.

Los otros comunicadores son: Jesús Alejandro Márquez Jiménez, ocurrido el 1 de diciembre en Tepic, Nayarit; Diego García Corona, el 4 de diciembre en Ecatepec, Estado de México; José Rafael Murúa Manríquez, el 19 de enero en Mulegé, Baja California Sur; Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, el 9 de febrero en Emiliano Zapata, Tabasco; Reynaldo López, el 16 de febrero en Hermosillo, Sonora; y Santiago Barroso Alfaro, el 15 de marzo en San Luis Río Colorado, Sonora.

Además, en su recuento la ONU-DH cita el homicidio del defensor de derechos humanos Samir Flores Soberanes, ocurrido el 20 de febrero en Amilcingo, Morelos, quien también realizaba trabajo periodístico en la radio comunitaria Radio Amiltzinko.

Adicionalmente, Agustín Silva fue desaparecido el 21 de enero en Matías Romero, Oaxaca, y hasta la fecha no se ha esclarecido su paradero, refiere la organización en un comunicado de prensa en el que condena el homicidio de Telésforo Santiago.