Autor:

Madres de víctimas de desaparición y desaparición forzada exigen acciones concretas al gobierno federal para encontrar a sus hijos y combatir la impunidad en cada uno de los casos.

Durante la marcha en la Ciudad de México, se exigió fortalecer el sistema nacional de búsqueda, implementar la Ley de Desaparición en todos los estados de la República, y que ésta tenga perspectiva de derechos humanos; crear un mecanismo extraordinario de identificación forense y reunirse con Alejandro Gertz, titular de la Fiscalía General de la República, para determinar la asignación del fiscal de derechos humanos.

Además, que las madres extranjeras que demandan iniciar procesos de búsqueda desde Honduras, Guatemala y El Salvador hasta llegar a México puedan ser incorporadas en los procesos de búsqueda en este país.

Y es que en los 8 años que lleva la marcha de la dignidad, son más mujeres que tienen “más fotos que cargar en lugar de salir a festejar este día”. Lo anterior, debido a que el Estado “no investiga”. Ha permitido “que la desaparición forzada por razones políticas pase a la desaparición cotidiana”, indicó una representante del Comité Eureka en las escalinatas del Ángel de la Independencia, rodeada de más colectivos, organizaciones y madres en busca de sus desaparecidos.

Las demandas no son hechas por expertos, sino por “el pueblo”, enfatizó José Raúl Vera López, obispo dominico, quien está al frente de la diócesis de Saltillo desde 2000 y quien ha acompañado a familias en la búsqueda de sus ausentes.

El obispo refirió que la desaparición forzada es una táctica “de amedrentamiento y terror ejercida contra el pueblo”; sólo si se pone por encima de todo el respeto a la dignidad humana se podrán tener garantías de seguridad para “nuestras vidas”.

¡Ahora, ahora, se hace indispensable, presentación con vida y castigo a los culpables!, continuaron las consignas de las madres luego de su participación.

Jordana González

 

Leave a Reply