Autor:

El Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) denunciaron el secuestro y asesinato de los luchadores indígenas José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, indígenas nahuas miembros del Consejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (Cipog-EZ), así como concejal y delegado, respectivamente, del CNI-CIG.

Bartolo Faustino y Verales Sebastián fueron secuestrados y posteriormente asesinados el pasado 4 de mayo luego de asistir a una reunión del Cipog-EZ en la ciudad de Chilpancingo. En el camino de regreso a sus comunidades, fueron interceptados, perseguidos y posteriormente ejecutados por grupos armados “narcoparamilitares” en la ciudad de Chilapa, según la denuncia pública.

Junto con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, las organizaciones aseguraron que los grupos paramilitares de la región operan bajo protección del Ejército Mexicano y las policías estatal y municipal. Asimismo, responsabilizaron a las autoridades de los tres niveles de gobierno de la integridad física del resto de los integrantes del Cipog-EZ.

Los luchadores asesinados y sus comunidades llevan años organizando sus policías comunitarias para hacer frente a la violencia y a la imposición de la siembra de amapola por parte de los grupos criminales Los Ardillos y Los Rojos, informaron en un comunicado.

Las agrupaciones indígenas denunciaron la permanencia y agudización de la represión neoliberal contra los pueblos, naciones y tribus originarias que se oponen a los proyectos extractivos y de explotación, y señalaron que continuarán luchando contra el sistema capitalista.

Alba Olea