Autor:

La Ley de Austeridad es una política de Estado que aplica para todos: gobierno federal y gobiernos estatales y municipales, así como los tres poderes, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Indicó que espera que la Ley se apruebe en el periodo extraordinario. Los gobernadores “no deben comprarse vehículos de lujo ni rentar flotillas de autos”, señaló.

En el gobierno federal, indicó, ya no hay este tipo de gastos. Agregó que sólo secretarios y subsecretarios tienen permitido contar con choferes.

Ya tampoco habrá las direcciones adjuntas que creó Felipe Calderón, también se ajustarán viáticos y otros gastos.

“Tenemos que reducir el costo del gobierno a la sociedad, porque le costaba mucho. Era un gobierno mantenido”.

El presupuesto, criticó en su conferencia de prensa en Palacio Nacional, se destinaba a mantener los privilegios de los funcionarios.

Nancy Flores