Autor:

“Yo no voy a proteger a nadie, sea quien sea”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador respecto de los ataques a la prensa por parte de miembros del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y otras personas, incluidos políticos de otros partidos.

Al referirse al asesinato del periodista Carlos Domínguez, López Obrador aseguró que no se metería en temas electorales pero tampoco garantizaría impunidad a nadie. Ello, luego de que el hijo del comunicador señalara durante la conferencia en Palacio Nacional que Morena encubría al presunto autor intelectual, e incluso que ese partido dio una candidatura a la hermana del supuesto asesino.

El presiente se comprometió a que la Fiscalía General de la República revise el caso de Domínguez, asesinado hace un año en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y advirtió que él sólo se hace responsable de su hijo Jesús Ernesto, que es menor de edad, pero no del resto de su familia; y menos de los integrantes de su partido.

Pero también señaló que no se deben mezclar los temas, porque su gobierno no es igual al de los priístas y panistas.

Nancy Flores