Autor:

La destitución de Víctor Efraín Peralta Terraza, director del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Oriente, es lo que exigen estudiantes ante su omisión por la inseguridad vivida dentro de las instalaciones y en las cercanías, informó César, alumno y representante estudiantil, durante una asamblea llevada a cabo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la máxima casa de estudios.

Lo anterior, tras el presunto asesinato de Aideé Mendoza, quien estudiaba el último semestre, el pasado 29 de abril. Éste es el tercer homicidio de alumnas de ese plantel en los últimos 8 meses: el primero fue el de Miranda Martínez, ocurrido en agosto pasado; y el segundo, el feminicidio de Jeniffer, quien fue secuestrada y calcinada el 20 de marzo del presente año.

Hasta el miércoles pasado, el director no se había pronunciado sobre este hecho y, según el líder estudiantil, “no ha ido al plantel. Sabemos que ni si quiera se ha acercado a los padres, al ministerio público y a esclarecer la situación”.

En entrevista a Contralínea, César, miembro del Consejo General de Representantes Estudiantiles del CCH Oriente, asegura que Peralta Terraza tampoco ha dado respuesta a las demandas expuestas en el pliego petitorio de agosto de 2018. Éstas, dice, tienen que  ver con la mejora de condiciones de seguridad, la instalación estratégica de botones de pánico dentro de la escuela, el establecimiento de alumbrado público en zonas adyacentes, así como de rutas de transporte público seguras.

Como respuesta a la petición de botones de pánico, indica, la administración de Víctor Peralta instaló alrededor de siete botones en los pasillos del Colegio; sin embargo ninguno de estos funciona “no los podemos utilizar”.

“Los botones tendrían que estar dentro de los baños de mujeres y en los extremos del plantel, pues hay un límite del campus que colinda con la Marina y la barda que divide está rota, por lo que pueden acceder los marinos”. Esa zona es de mucho riesgo para las compañeras, denuncia.

Por su parte, el Consejo General de Representantes Estudiantiles del CCH Oriente, emitió un comunicado en el que además de exigir la renuncia del director, también pide la destitución de Benjamín Barajas Sánchez, director general de los Colegios de Ciencias y Humanidades de la UNAM, así como entablar un diálogo con Claudia Sheinbaum y las autoridades del Estado de México.

Jordana González