Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que con la votación de ayer en la Cámara de Diputados “se cumple con el propósito de cancelar la mal llamada reforma educativa”.

Señaló que los cambios que se impulsaron en materia educativa durante los sexenios anteriores fue “ordenada desde el extranjero”. Por ello, la reforma ahora aprobada por los diputados federales “es un avance”.

“Celebro que se haya avanzado en ese sentido. No está demás recordar que esa reforma fue parte de la agenda que se definió en el extranjero y se impuso durante el periodo neoliberal.”

Explicó que las reformas impulsadas por Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto no tenían como objetivo mejorar la “calidad” de la educación, sino la privatización.

Dijo que lo que ahora sigue es fortalecer las escuelas normales y otorgar 10 millones de becas a estudiantes para potenciar la educación en el país.

También aseguró que no habrá “venta de plazas” y rechazó que, como señala la oposición de derecha, el control de los ingresos y permanencias haya sido “devuelto” al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Zósimo Camacho