Autor:

El aficionado que “halló” pruebas supuestamente “irrefutables” de la culpabilidad rusa ha resultado ser un músico desprovisto de toda calificación o habilidad en materia de criminalística. El investigador Jürgen Cain Kübel desenmascara a la principal “fuente” que acusa a Rusia. Todo fue un montaje

Berlín, Alemania. Se hace llamar Daniel Romein pero ese no es su verdadero nombre. Tenemos cita en un café. Él se sienta como si estuviera incómodo. Tiene un rostro amistoso. Se vuelve periódicamente hacia la derecha y mira a la gente que camina afuera, bajo la lluvia. “Siempre trato de adelantarme al adversario”, me dice. Y para él, el enemigo son los rusos. Quiere tomar precauciones. “Como especialista en informática, yo sé qué medidas hay que tomar”, dice antes de agregar: “Este trabajo implica un riesgo porque sé que los rusos no están felices con nuestras investigaciones”.

En febrero de 2016, Daniel Romein se reunió con otros periodistas en este mismo café [1], en secreto por supuesto. Después de aquella reunión, Huib Modderkolk y Bert Lanting, del diario De Volkskrant, publicado en Amsterdam, escribieron que los “descubrimientos” de Romein habían servido de base a los reportes de Bellingcat publicados en 2015 y 2016 sobre la catástrofe del vuelo 17 de Malaysia Airlines (el vuelo MH17). Jikke Zijlstra y Michael de Smit, de Nederlandse Omroep Stichting (NOS), una radio pública holandesa, comprobaron que:

“Aunque [el británico Eliot] Higgins es finalmente el fundador de Bellingcat, fue el ?empleado holandés Daniel Romein quien redactó la mayor parte del reporte (en 2016).”

Modderkolk y Lanting escribieron incluso que Romein había aportado lo básico de los reportes, que era él el autor principal de los estudios y que trabaja “en secreto para el colectivo de ?investigación Bellingcat. Casi nadie lo sabe. Su familia, sus amigos, sus colegas, en su mayoría ?no lo saben. Le gusta mantener restringido el círculo. Él mismo estima que no pasan de 10, ?como máximo. El año pasado (2015) investigó qué soldados rusos estaban implicados en el derribo del vuelo MH17”. Utiliza “su ordenador como arma. Pasa horas mirando la pantalla, recorriendo los sitios web rusos y las redes sociales. Lo hace por voluntad propia, además de su trabajo de profesional de la informática. A veces, se le hace tarde –a las 2 de la madrugada– y al día siguiente en la mañana siente que se le cierran los ojos en la oficina… Ese es el momento difícil y no puede hablar de eso con nadie. ‘A veces me siento como en una doble vida’”. Romein ?declaró que había que centrar la atención en los actores, no en él, él quiere seguir en el anonimato. “Sólo sus colegas de Bellingcat conocen su verdadera identidad”, afirma De Volkskrant.

Romein, agente de enlace entre Bellingcat y el Joint Investigation Team

A pedido del fundador de Bellingcat, Eliot Higgins, alrededor de la navidad ?de 2015, Romein envió su trabajo de investigación al Openbaar Ministerie –o sea, a la fiscalía holandesa, que está por encima del Joint Investigation Team (JIT) [2], a cargo de la investigación penal internacional sobre la catástrofe del vuelo MH17. El ministerio público declaró que “estudiaría seriamente las informaciones, incluyendo su utilidad para la investigación criminal”. “Están satisfechos de nuestros esfuerzos y de nuestro trabajo”, declaró Romein, quien tiene ?regularmente contactos con los detectives del JIT. Fue así, por ejemplo, como intercambió varias veces informaciones sobre las investigaciones de Bellingcat con el equipo del fiscal general. Eliot Higgins, alquimista en jefe de Bellingcat, había declarado en dos ocasiones en calidad de testigo.

Los “investigadores criminológos” de Bellingcat

?Bellingcat, la “plataforma investigativa de periodistas ciudadanos” de Eliot Higgins, quien dice ?realizar “investigaciones criminalísticas”, goza de constante audiencia en los medios de difusión ?dominantes de Occidente, tanto por sus “investigaciones” sobre la catástrofe del vuelo MH17 como por el envenenamiento de los Skripal. Pero su metodología, sus conclusiones, su ?imparcialidad suscitan más que serias dudas. Al presentar a los miembros de su equipo, la prensa ?dominante los pone sin pestañear en la categoría de “expertos”. Sin embargo, los miembros de Bellingcat a cargo de la investigación sobre el vuelo MH17 en 2015-2016 no destacan como expertos reconocidos ni como investigadores judiciales especializados. Ellos son:

Los holandeses Pieter van Huis, graduado de Historia; Stijn Mitzer (Oryx), analista y bloguero; Daniel Romein, especialista IT; los británicos Sean Case, especialista en ciencias ambientales y plantas; Eliot Higgins, el director de Bellingcat, sin calificación significativa; los estadunidenses Andrew Haggard, exmiembro del ejército de Estados Unidos; Aric Toler, investigador en literatura y lingüista; Nathan Patin, exbecario en política exterior y de defensa en el think tank American Enterprise ?Institute de Washington; el finlandés Veli-Pekka Kivimaki, oficial en la Universidad de las Fuerzas de Defensa finlandesas en Helsinki; el alemán Olaf Neitsch –alias Timmi Allen–, exempleado en un servicio del ministerio de Seguridad del Estado de la (desaparecida) RDA (República Democrática Alemana), expropietario ?de un pub, actualmente vendedor de seguros; el ruso Igor Ostanin (Magnitski), free lancer; y Anders Klement, de StopFake, una iniciativa de propaganda antirrusa con base en Kiev.

Teniendo en mente –independientemente del hecho que Bellingcat tiene sponsors como la Open Society de George Soros– que entre los “miembros fundadores” de este grupo en los años 2014 y 2015 encontramos al espía británico Cameron Colquhoun y a Nour Bakr, del ministerio británico de Relaciones Exteriores, y a Chris Bigger, del servicio de inteligencia estadunidense National Geospacial-Intelligence Agency (NGA), así como a Christoph Koettl, del New York Times, a Leroy Aliaume, de BBC World, y a Aaron Stein, del Royal United Services Institute (RUSI), un instituto de investigación británico vinculado a los servicios de inteligencia, hasta un ciego puede entender lo que busca la “excelencia investigativa” de Bellingcat: maullar tan estruendosamente como ?un gato en celo, hacer ruido, y hacerlo en contra de Rusia.

La neutralidad, la objetividad, la imparcialidad –cualidades que deberían distinguir a un investigador profesional y a todo experto– funcionan de otra manera. Lo normal en la vida cotidiana de los órganos judiciales y de seguridad de cada país es que las investigaciones criminalísticas y los informes a ellas asociados son elaborados por los expertos calificados para ello. Aún así, como con cualquier otra prueba, el valor probatorio del informe resultante no se da por sentado. Sólo el tribunal podrá constatar o no su valor probatorio. Los informes deben, por consiguiente, reunir cierto número de características y cualidades definidas, como la ?presentación de elementos de prueba, la metodicidad investigativa, etcétera. Los periodistas que trabajan para los grandes medios de difusión, en particular para los medios atlantistas, ignoran ?deliberadamente la necesidad de recurrir a un enfoque científico y jurídico exacto, no cuestionan la exactitud de los reportes de Bellingcat sobre ningún aspecto y sólo recurren al “corta y pega” para echarse en el bolsillo –sin ningún escrúpulo– sus honorarios de cobardes.

¿Por qué se dedica Romein a investigar la catástrofe del vuelo MH17?

Pregunta del estudio: ¿Qué motiva a Daniel Romein a analizar la catástrofe del vuelo MH17? Resultado de la investigación: Modderkolk y Lanting escribieron que “las imágenes lo perseguían”. La catástrofe es para él una mezcla de espanto y obsesión… Hace algún tiempo que se interesa por esa región. Aprendió ruso hace tiempo… Visita todo tipo de foros en internet. “Yo quería saber quién lo hizo”. Los miembros del foro holandés sobre el asunto parecen mal informados y él busca rápidamente foros ucranianos y rusos. “Jikke Zijlstra yMichael de Smit, de NOS, quienes calificaron la búsqueda sobre los autores del crimen de casi obsesiva”, reportaron sus palabras: “Eso siempre está dando vueltas en mi cabeza. La catástrofe realmente me conmovió. Me parecía tan terrible, me hacía sentir tanta cólera, a pesar de que yo no conocía personalmente a ninguna de las víctimas, quería saber qué idiotas están detrás de todo eso”.

La génesis de la investigación del personaje “Daniel Romein”

Como se explica en Wikipedia: “Open Source Intelligence (OSInt) es un término del mundo de los servicios de inteligencia y designa la información que se recoge a partir de fuentes abiertas y libremente disponibles para obtener informaciones útiles que se pueden explotar analizando los ?diferentes elementos”. Esta definición es bastante pretenciosa ya que no se trata del trabajito cotidiano de las investigaciones criminales, de casa en casa por así decirlo, sino a nivel ?de internet, en la red de redes, de blog en blog.

El “puerta a puerta” OSInt a través de Yandex y de Google para encontrar a “Daniel Romein” no dio resultado, la mayoría de las entradas tenían que ver con Bellingcat. Pero el motor de búsquedas holandés Geneanet arrojó la variante “Romein/Romijn”. La entrada “Daniel Romijn” arrojó cerca de 2 millones de resultados. Bajo la combinación “Romein Romijn”, el comisario Hasard encontró un vínculo roto pero que pudo conectarse con la WaybackMachine: en la página Pink Floyd Fans Nederlands, el autor Floydian Theo había escrito algo sobre el ?músico “Danyo Romijn (teclados, guitarra, Hammond” a quien designaba algunos líneas después como “Danyo Romein”. Si buscamos el sentido y origen de los nombres, “Danyo” es la variante germánica de Daniel.

En busca de “Daniel Romein”

A partir de las escasas publicaciones de los medios holandeses sobre “Daniel Romein”, notamos que: trabaja para Bellingcat desde noviembre de 2014,? es informático,? trabaja en una oficina durante el día, domina el idioma ruso y tiene conocimientos de fotografía.

La búsqueda por “Daniel Romein” e “IT” no arrojó resultados pero “Danyo Romijn” asociado con “IT” condujo a Linkedin. Allí, un tal “Danyo ?Romijn” de La Haya se presenta como “Experto IT en manejo de aplicaciones, desarrollador de programas informáticos”. Después de haber hecho estudios de informática en la Den Haag University of Applied Sciences (de 1988 a 1995), esa persona había trabajado de febrero a ?septiembre de 1996 como desarrollador de programas informáticos en el Ministerie van Binnenlandse Zaken en Koninkrijksrelaties (Ministerio del Interior y de Relaciones del Reino – BZK), antes de ser transferido al Immigratie, en Naturalisatiedienst (Servicio de Inmigración y ?Naturalización, IND). A partir de mayo de 1997, se mantuvo activo en la rama IT como ?desarrollador de programas informáticos y de desarrollos web. Desde abril de 2010 hasta noviembre de 2016 trabajó como especialista en aplicaciones IT en la provincia de Zuid-Holland. En noviembre de 2016 se reorientó y se unió al equipo de proyectos POSG Den Haag, prestatario de servicios para Trabajo y Carreras. El perfil de Danyo Romijn en contactout.com lo identifica ?como especialista en tecnologías de la información, coordinador regional en la provincia de Zuid-Holland y miembro del Tibet Support Group. También en contactout.com aparece el fragmento de su dirección de correo electrónico: d****n@gmail.com.

La búsqueda por “Danyo Romijn” y “fotografía” arrojó un segundo resultado.

Beeldbank Haags Gemeentearchief no sólo propone fotos de “Danyo Romijn” con todo tipo de vistas de calle sino también su dirección electrónica completa, que no revelaremos aquí: d****@gmail.com. En la colección de EuRopeana Collection que aparece en la red, también ?aparecen 152 fotos de “Danyo Romijn”.

La búsqueda por “Danyo Romijn” y “MH17” aportó un progreso. Desde el lunes 4 de agosto ?de 2014 hasta el miércoles 6 de agosto, un usuario llamado “Danyo Romijn” redactó en el foro ?de discusión en inglés Niqnaq un total de 14 contribuciones sobre sus propias investigaciones ?sobre la catástrofe del vuelo MH17. Puso vínculos hacia fotos de medios rusos y ucranianos, describió su investigación sobre Vkontakte.ru, una red social multilingüe rusa; sobre DNRpress; sobre el sitio web de los servicios de inteligencia ucranianos, sobre el ministerio ruso de ?Relaciones Exteriores y concluyó que los “rebeldes” de Donetsk que robaron el sistema de misiles Buk-M1 el 29 de junio de 2014 podrían haberlo utilizado. También dedujo que la forma de los “huecos de impacto” en la cabina del avión pudieron haber sido obra de un Buk-M1, pero todavía se abstuvo entonces de formular incriminaciones. En pocas palabras, en aquel ?momento se ocupó del asunto de manera extensiva, más que el usuario promedio que sólo ?quiere informarse. Se puede decir casi con certeza que ese “Danyo Romijn” investigó el asunto.?

Pregunta del estudio: ¿El usuario que se registró en Niqnag como Danyo Romijn es realmente idéntico al holandés especialista en tecnologías de la información “Danjo Romij”?

Resultado del estudio: Según Wikipedia “una dirección IP es una dirección de las redes informáticas que, como internet, se basa en el protocolo internet. Se atribuye a los aparatos ?conectados a la red, haciéndolos así accesibles”. Partiendo del Reino Unido, el autor recibió la ?información de que el usuario “Danyo Romijn” se había conectado con la dirección IP ??213.86.41.20 en Niqnaq a través de la dirección electrónica d****n@gmail.com, que ya había ?sido atribuida al holandés Danyo Romijn. Esta llamada IP pertenece a su vez a una IP “compuesta” –IP 213.86.41.16 hasta 213.86.41.23– del NET-NL-PROVINCIE-ZUID-HOLLAND.

Resultado intermedio: el Danyo Romijn realmente existente parece haber utilizado su nombre y su dirección electrónica en agosto de 2014 en el foro Niqnaq durante la discusión sobre la ?catástrofe del vuelo MH17.Pregunta del estudio: ¿El Danyo Romijn realmente existente es el mismo Daniel Romein que?trabaja para Bellingcat?

Resultado del estudio: En el foro de discusión anglófono Websleuths apareció un comentario único sobre el conflicto alrededor del vuelo MH17 enviado por alguien que se hacía llamar “danyoromijn” (el comentario fue suprimido pero el autor logró “reconstruirlo”):

“Buenos días a todos, este es mi primer post sobre este tema en Websleuths, pero estoy ?aquí desde el 17 de julio y lo he leído todo en Bellingcat y en muchos otros sitios, incluidos sitios en ucraniano y en ruso (Leo un poco el ruso y Google Translate es mi amigo). Yo mismo he estado en Ucrania y en Rusia (en Ucrania recientemente, o sea hace 2 años, y en Rusia hace 14 años), lo que me permite entender mejor las cosas. Me sorprende que haya sólo 16 páginas en Websleuths cuando hay tanta información que se puede compartir… Debido a la complejidad, todavía no he publicado nada aquí sobre el MH17 pero ahora creo tener algunas informaciones que me gustaría compartir con Bellingcat…”

El usuario llamado “danyoromijn” también revela información sobre su persona. Primero, que habla algo de ruso. Segundo, el Danyo Romijn realmente existente, viajó en 2000 a Moscú, la capital de Rusia, y 2 años después a Ucrania, donde visitó Kiev, Cherkasy, Kirovograd, Vinnytsia, Zhytomyr, Jmelnitski, Lviv, Chernivtsi, Ternopil, Volhynie, la Transcarpatia y Rivne –lo mismo que dice “danyoromijn” en Websleuths. En suma, hasta ahora Romijn ha visitado más de 50 países, ?como Bielorrusia en 2008, Estonia, Lituania, Letonia y, en 2015, también el Reino Unido, donde vive el experto en jefe de Bellingcat, Eliot Higgins.

Recordatorio: el 2 de noviembre de 2014, “danyoromijn” escribió en Websleuths que le gustaría compartir información con Bellingcat. Recordamos también que en febrero de 2016 ?Modderkolk y Lanting, de De Volkskrant, describían el “trabajo” de Daniel Romein, miembro del equipo de Bellingcat, en los siguientes términos:

“Mira las fotos tomadas por las fuerzas militares rusas en VKontakte y descubre así la región y la presencia militar rusa. Sus conocimientos topográficos provienen principalmente de ?Google y del sitio homólogo ruso Yandex. Para encontrar fotos, mira imágenes amateurs de Dashcams, cámaras que filman el camino mientras el chofer conduce. Sin salir de su habitación, avanza durante horas hacia el otro lado de la frontera entre Rusia y Ucrania.”

Después:

“Envía el resumen en noviembre (de 2014) a Elliot Higgins, fundador británico de Bellingcat. Este le agradece con un feedback amistoso. Dos semanas más tarde, ?recibe otro correo electrónico de Higgins. Según Romein: ‘Él estaba impresionado y yo quería hacer más’. Y lo hará. Hay intercambios por correo electrónico y Higgins pregunta a Romein si quiere unirse al grupo. Romein no entiende bien qué significa eso. No existe un comité de selección, no tiene que enviar una carta de una carta de motivación ni responder a una entrevista telefónica. No se reúne con nadie. Nunca ha estrechado la mano de Higgins. De hecho, todo sigue igual. Pero tiene acceso a los “i-channels” de Bellingcat: una plataforma de información que los miembros de Bellingcat usan para enviarse mensajes entre sí. Los mensajes están encriptados. Roman es entonces el séptimo miembro de Bellingcat.”

Entrada en contacto y comunicación con Danyo Romijn

A finales del mes de febrero y principios del mes de marzo, el autor se puso en contacto con Danyo Romijn –las dos direcciones de correo electrónico d***n@gmail.com y i**o@danyo.nl ?resultaron estar activas–. El autor lo invitó a responder a las siguientes preguntas:?

Autor: “¿Tiene usted un diploma o ha recibido algún tipo de formación en criminalística digital y/o en criminalística digital de la imagen? ¿Se considera usted experto en investigaciones criminales? ¿Sabe usted cómo realizar investigaciones judiciales y criminales?”

Dado el hecho que Romijn amenazó al autor con ir a los tribunales, sólo es posible citar aquí sus ?respuestas de memoria. Después de tres pedidos por correo electrónico, Romijn respondió: ”Lo siento, me confunde usted con otra persona. No tengo nada que ver con el MH17”.

Autor: “No lo confundo a usted con nadie. Seguí su (antigua) IP 213.86.41.20 (NET-NL-?PROVINCIE-ZUID-HOLLAND). Usted la utilizó para comunicar sobre el MH17. Deberíamos hablar”.

Esta es la respuesta de Romijn, citada de memoria: Mi anterior empleo estaba efectivamente en la Provincie Zuid-Holland. Pero estoy seguro de que nosotros nunca tuvimos contactos por correo electrónico sobre ese tema, lo cual no sería extraño ya que casi todo el mundo en Holanda ?habló del asunto.

Autor: “Tiene usted razón, nunca hemos tenido aún intercambios de correos electrónicos. ?Tampoco tengo correos electrónicos que usted haya enviado a alguien. Se trata de su IP 213.86.41.20 vinculada a numerosas informaciones detalladas sobre el MH17 que fueron ?investigadas, producidas y escritas por usted hace varios años”.

La respuesta de Romijn, citada de memoria: Esa dirección IP es una IP general de mi empleo ?anterior y una de las pocas direcciones IP que aparecen listadas en la web: http://www.lookip.net/whois/213.86.41.20. Sin embargo, no veo ninguna conexión entre esa dirección IP y alguna actividad de mi parte. Mi antiguo empleador no habría aceptado probablemente que yo escribiera largos fragmentos de texto que no estuviesen relacionados con ?mi trabajo. Si quiere usted escribir y publicar algo, no olvide que las leyes sobre la protección de datos personales son muy estrictas en Holanda y Alemania. Y si usted escribe cosas totalmente estúpidas sobre mí, quedará en ridículo, con el riesgo de que su artículo sea suprimido. Y si ?viola usted las leyes, si comete usted algún tipo de piratería informática, se arriesgará además a ??10 días de cárcel. Por supuesto, puede usted escribir sobre mis viajes, mi trabajo y mi música. Espero que algunas personas compren mi último CD gracias a su publicación. :-)

Autor: “Durante algún tiempo estuvo usted muy activo con esa dirección IP (igualmente vinculada con una de sus cuentas de mensajería) para realizar trabajos vinculados al MH17.

“Le agradeceré que me envíe una declaración jurada indicando que usted, Danyo Romijn, nunca utilizó la dirección IP general 213.86.41.20 para investigar, escribir o enviar cosas sobre el MH17.”

Aclaración sobre la persona Danyo Romijn

Ese fue el fin del contacto con Danyo Romijn. La explicación solicitada no llegaba. Al contrario, él incluso cerró su página de internet y suprimió varios portales de datos que proporcionaban información sobre su persona. Pero el autor había “salvado” [o sea conservado] todo ?lo importante antes de tratar de entrar en contacto con él.

Resulta llamativo ver cuán abundantemente Danyo Romijn difundió sus datos en internet. En su sitio web, ahora vacío y “en construcción”, se dice que nació el 14 de mayo de 1970 en La Haya, donde aún vive, que tiene una hija llamada Patricia, nacida el 20 de octubre de 2005 en La Haya, que está divorciado desde 2009 y que se ocupa parcialmente de su hija. “Mi trabajo es desarrollador de programas informáticos y de aplicaciones web desde 1996, pero también tengo experiencia en gestión de aplicaciones y en la modificación de estas. Seguí recientemente cursos sobre gestión de proyectos. Además de mi trabajo, he participado también en el desarrollo de sitios web…”

Además de los sitios web, sus pasatiempos favoritos son los viajes, la música y la fotografía. “En cuanto a mis viajes, he viajado mucho por Europa así como a la India, Nepal, Cuba, Aruba y Curazao. Hago fotos principalmente cuando viajo así como fotos de la naturaleza y de mi hija. ?Trabajo en la música desde hace años, tanto como oyente y durante años en grupos de música y en proyectos musicales. Ahora hago música en mi casa con sintetizadores”. Sigue después una lista de su música preferida, de sus películas preferidas, de sus comedias preferidas, de sus libros preferidos, su bebida preferida, su animal de compañía preferido, de sus colores preferidos y su ?correo electrónico privado i**o@danyo.nl. En el foro Singles Wamba proporciona su estatura (1,83 m) y su peso (90 kg). No fuma y es un bebedor social, tiene una fuente regular de ingresos y le gustaría verse con una “muchacha” de 36 a 40 años mientras que le gustaría encontrar una mujer de 35 a 45 años, la diferencia no está clara para el autor. Practica artes marciales coreanas: el Taekwondo Koryo.

En su sitio web, Danyo Romijn revela no sólo todos los detalles de su carrera profesional sino también su uso del tiempo libre: “También me gusta mucho la fotografía, que practico habitualmente durante mis vacaciones, así como la arquitectura (edificios antiguos), la naturaleza y, por supuesto, hacer fotos de mi familia, por ejemplo de mi hija Patricia. Sigo considerándome un fotógrafo amateur/de tiempo libre, aunque tengo buen ojo para una buena composición”. Después hace una lista de los tipos de aparatos fotográficos que designa como suyos.

No se puede decir que sea su actividad en tiempo libre, pero el Single Romijn también está buscando mujer. Incluso en ese aspecto vibra en sus venas el gusto por la investigación. En el sitio ?de citas Lexa.nl descubrió cosas negativas y rápidamente se quejó de ellas: los nombres de las mujeres que flirtean con él están “construidos siempre de la misma manera: myszka_a_450, ?alinda_a_228, butterfly_a_723, karina_b_242, maymay_a_744, sandra_a_179, monika_c_221, primavera_a_824 y jolanda_a_375”. Romijn saca entonces conclusiones al estilo de Bellingcat: “que son generados por Lexa.nl. Eso no me gusta nada, Lexa.nl no necesita hacer eso, tiene ?suficientes miembros verdaderos, entonces ¿para qué crear perfiles falsos?”. Lexa.nl rechazó vehementemente las “investigaciones” de Danyo Romijn.

Su otra pasión es la música. Comenzó a tocar piano tempranamente. A los 18 años se interesa por el hard rock y el heavy metal. Como guitarrista fue miembro de un grupo de metal llamado Eclipse y después fue tecladista y guitarrista en Pink Project, un grupo holandés creado en ?homenaje a Pink Floyd. En 1995 se une al grupo Nangyala y en 1997 graba un álbum de música ?de sintetizador titulado Void. Danyo Romijn, alias Danyo Romein, como también lo nombra Floydian Theo, es un admirador del cantante, bajista, compositor, autor de canciones y productor musical británico Roger Waters, el cantante de Pink Floyd –feroz crítico de los mejores amigos de Bellingcat en Siria: los White Helmets (Cascos Blancos). ¡Gran conflicto de intereses!

Conclusión

Dejo en manos del lector la cuestión de saber si el Daniel Romein de Bellingcat y el Danyo Romijn cuyos datos estudió el autor son la misma persona. Pero si ustedes me preguntan, yo diría que las probabilidades están cerca del ciento por ciento.

Para mí, como exinvestigador profesional, se plantea otra interrogante: ¿Tan mal están los investigadores de las autoridades holandesas y del Joint Investigation Team que tuvieron que recurrir a las investigaciones fabricadas por un profano?

Notas

[1] “De Nederlander die vanuit huis het MH17-gebied uitkamde”, Huib Modderkolk y Bert Lanting, De Volkskrant, 24 de febrero del 2016.

[2] El Equipo Internacional de Investigación (JIT) se compone de representantes de Australia, Bélgica, Malasia, Holanda y Ucrania. Rusia fue excluida de ese equipo investigador.

Jürgen Cain Külbel/Red Voltaire

[ANÁLISIS] [INTERNACIONAL]

 

Leave a Reply