Autor:

La alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, firmó el Acuerdo Marco entre su oficina y el Gobierno de México que brindará asesoría y asistencia técnica para la formación, en materia de derechos humanos y de acuerdo a estándares internacionales en la materia, para la integración de la Guardia Nacional.

La expresidenta de Chile comentó que durante su visita a México ha escuchado a diversos actores hablar “sobre los importantes y complejos retos que enfrenta México en materia de derechos humanos; la preocupación por la seguridad y sus impactos sobre la vida diaria de las personas han sido mencionados una y otra vez”.

Comentó que su oficina “no puede estar ausente de los esfuerzos para superar los desafíos de un país con más de 40 mil personas desaparecidas, según registros oficiales, en el que nueve mujeres son asesinadas al día y que ha alcanzado tasas de homicidios altas desde 1990 y los últimos años”.

Con el acuerdo suscrito, dijo, se “demuestra el interés compartido por las partes en avanzar hacia un claro cambio de paradigma que coloque a los derechos humanos en el centro del accionar de la fuerza pública”.

En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que que con la Guardia Nacional se van a tener,  en todo el país, 266 coordinaciones para la seguridad pública.

“En el país van a haber 266 coordinaciones territoriales y en cada coordinación territorial van a haber elementos y mandos de la Guardia Nacional. Esto va a implicar también contar con más elementos; estamos pensando contratar a 50 mil elementos más para tener mucha presencia y proteger a los mexicanos”, expuso el mandatario.

El titular del Ejecutivo expuso que se iniciará con 150 coordinaciones y, en en dos o tres estarán en funcionamiento las 266 coordinaciones territoriales.

Con la participación de las Fuerzas Armadas en la Guardia Nacional, explicó Lopez Obrador, “vamos a contar con dos instituciones fundamentales: el Ejército y la Marina.

“En lo general, el Ejército tiene 220 mil elementos, la Marina 40 mil elementos que, sumados a la Policía Federal, nos va a permitir contar con más elementos para la seguridad pública”.

En su participación, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, dijo que durante muchos años en México se manejó “un paradigma que sostenía que la defensa y respeto a los derechos humanos obstruye la eficacia de la acción para la seguridad pública.

“Y ahora se va a crear una institución que entre otras cosas va a demostrar que la eficacia para la seguridad implica y requiere en una democracia el respeto sistémico a los derechos humanos”, con la firma de este Acuerdo Marco.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, se dirigió a la alta comisionada para decirle que México “ha atravesado un difícil periodo de más de 12 años de inseguridad creciente, cuyo costo en vidas humanas, desaparecidos, tortura, violaciones y severo quebranto del tejido social, es simple y sencillamente inaceptable.

“Aspiramos a que los derechos humanos nunca más se divorcien del quehacer del Estado en materia de seguridad pública, y para ello nos es indispensable la colaboración de organismos multilaterales, como el que usted dignamente encabeza”, expresó.

Érika Ramírez