Autor:

El Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) anunció la instalación de un plantón indefinido frente a Palacio Nacional, a partir del próximo lunes 8 de abril, para exigir que el presidente Andrés Manuel López Obrador que intervenga en la resolución del conflicto laboral que ha mantenido a la Universidad en huelga por 62 días.

En conferencia de prensa, integrantes del Grupo Interno Coordinador de la Rectoría General y de la Unidad Xochimilco señalaron que la demanda de aumento salarial y retabulación superior al 3.35 por ciento es posible a través de la redistribución interna del presupuesto federal asignado a la Universidad, modificación para la cual están facultadas las autoridades universitarias.

La reducción de los desmedidos sueldos, estímulos y compensaciones de mandos altos y medios permitiría un ajuste salarial para trabajadores y académicos, afirmaron.

Denunciaron que las autoridades universitarias no han realizado “ni una mínima contraoferta” de aumento salarial desde que inició el conflicto, y que su ofrecimiento inicial es inaceptable para un sindicato mixto –de académicos y trabajadores–, pues sólo es efectivo en su totalidad para trabajadores administrativos, de medio tiempo y tiempo parcial, lo que deja fuera a trabajadores de tiempo indeterminado.

De acuerdo con los trabajadores, la Universidad gasta más de 62 millones de pesos anuales en la contratación de 223 trabajadores de confianza que “roban” materia de trabajo a los 5 mil 400 trabajadores de base, y contraviene las cláusulas 40 y 42 del Contrato Colectivo de Trabajo.

El Sindicato señaló que las autoridades abusan de la autonomía universitaria para favorecer a una “casta dorada” de funcionarios, entre los que destacan el rector general, Eduardo Abel Peñalosa Castro, que recibe un salario mensual de 214 mil 393 pesos y un estímulo mensual de 45 mil 405 pesos, y el secretario general, José Antonio de los Reyes Heredia, que percibe un salario de 210 mil 339 pesos y un estímulo mensual de 34 mil 502; ambos sueldos rebasan lo que gana el propio presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Alba Olea