Autor:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una serie de recomendaciones a la Fiscalía General de la República (FGR) y a las autoridades de Iguala, Guerrero, para la atención oportuna en un caso de tortura y violencia sexual por parte de la Policía Federal.

Los hechos ocurrieron en 2015 y, según la investigación realizada por el organismo y el análisis de médicos y psicólogos de la CNDH, se encontró que un hombre fue sometido a violaciones graves a sus derechos humanos, luego de ser detenido arbitrariamente.

La CNDH asegura que a la víctima se le brindó poca atención y acceso a la justicia al momento de realizar la denuncia correspondiente: la Fiscalía General de la República omitió el procedimiento para realizar la respectiva investigación del caso.

Entre las recomendaciones se solicita a la FGR –que encabeza Alejandro Gertz Manero– retomar la investigación en contra de los agentes de la Policía Federal involucrados.

También pide capacitar al personal de la Policía Federal en materia de derechos humanos y proporcionarles equipos de videograbación y audio para que las acciones realizadas se encuentren dentro del marco de la legalidad y respeto a los derechos de las personas.

Asimismo, pide al presidente municipal de Iguala, Antonio Salvador Jaimes Herrera, colaborar con la CNDH en la realización del seguimiento del médico legista de la Secretaría de Seguridad Pública, Protección Civil y Viabilidad Municipal, que al momento de revisar a la víctima certificó que ésta no prestaba lesiones a pesar de su notable alteración física.

Por último, solicita al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Francisco  Alfonso Durazo Montaño, que en conjunto con la Comisión Nacional de Atención a Víctimas, reparen y compensen a la víctima y a su esposa, además de brindarle atención psicológica.

Lauren Franco