Autor:

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, aseguró que la actual reforma educativa que se discute en el Congreso sí deroga a la efectuada durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. Agregó que se trata de un nuevo proyecto que respeta los derechos laborales de los maestros y no es punitiva. Al mismo, tiempo erradicará la venta de plazas.

Comparó la reforma de 2013 con la que impulsa el actual gobierno. Dijo que la anterior contenía una evaluación punitiva ligada a la permanencia del empleo, mientras que en la actual esa directiva está proscrita.

Además, la evaluación era estandarizada y homogénea. Actualmente lo que se busca “es no tener un criterio de homogenización sino un enfoque regional”. También dijo que desaparecerá el Instituto Nacional de la Evaluación Educativa, pero se creará “un sistema voluntario a través de la formación y actualización” que estará ligado a la promoción.

“En 213 era centralista; hoy es con enfoque regionalizado con enfoque pluricultural y pluriétnico”, prometió.

Además, acusó a dirigentes magisteriales que tenían el control de plazas de venderlas o asignarlas a cambio de “favores sexuales”.

Zósimo Camacho