Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia de prensa matutina que el exmandatario Vicente Fox Quesada, el primero en romper con el presidencialismo priísta en el 2000, fue un “traidor a la democracia”, después de que él mismo aceptó que impidió el arribo del actual mandatario a la presidencia.

Desde Palacio Nacional hizo una crítica a sus antecesores y a las políticas que instrumentaron en sus gobiernos: “Calderón convirtió al país en un cementerio. Peña, corrupción”, espetó.

“Dónde está la autocrítica de los aplaudidores de estos regímenes”, cuestionó, después de asegurar que se garantizará la gratuidad en el sistema de salud y será recuperado el salario de los mexicanos.

Érika Ramírez