Autor:

La administración de Enrique Peña Nieto contrató a más de 50 mil elementos de la policía privada, para resguardar las instalaciones de la administración pública federal, denunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En Palacio Nacional dijo que su gobierno terminaría con el intermediarismo en la entrega de los apoyos oficiales; así como con la contratación de despachos, que llevaban a cabo tareas que le corresponden a la misma administración pública.

“Existían las secretarías, las subsecretarías, las direcciones, las áreas, el personal, los técnicos, pero si se necesitaba algún proyecto se contrataba afuera, con un despacho, aunque se pudiese hacer con los mismos servidores públicos. Entonces, todo eso se está evitando”.

“Había un caso -no es pasado, es presente desgraciadamente- hay un caso surrealista, kafkiano: el gobierno contrataba -y todavía lo sigue haciendo porque no se pueden cancelar de la noche a la mañana los contratos-, contrataba a 50 mil elementos de policías privadas para cuidar las instalaciones del gobierno”, denunció.

López Obrador dijo que casi todas las dependencias tenían este tipo de seguridad privada, “mientras la seguridad pública, que es la función principal o una de las funciones básicas del gobierno, se atendía con 10 mil elementos”.

Érika Ramírez

 

Leave a Reply