Autor:

La Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema) celebró la iniciativa del Concejo de la alcaldía de Iztapalapa para suspender totalmente la extracción de materiales pétreos en su demarcación. Esta decisión, tomada el viernes 1 de marzo, tiene su origen en las afectaciones ambientales y a la salud que provoca esta actividad minera.

De acuerdo con la Rema, existen más de 225 minas en el oriente de la zona metropolitana. “Han desaparecido cerros enteros, provocando graves e irreversibles daños ambientales, a la salud y culturales debido a la desaparición de lugares sagrados con presencia de vestigios arqueológicos”, señaló en un comunicado.

Las continuas quejas realizadas por organizaciones civiles y habitantes de la zona, se concretaron en un Punto de Acuerdo aprobado por el Concejo. Se trata de una solicitud al Gobierno de la Ciudad de México, por medio de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, para cerrar las mineras de los volcanes Yuhualixqui, Xaltepec y Tetecón, en forma definitiva.

La extracción de recursos en la zona no es un asunto nuevo, pero recientemente la explotación aumentó debido a la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. “Requirió miles de toneladas de materiales, principalmente de tepetate y tezontle, para rellenar el lago de Texcoco”, señala la Rema en un comunicado.

A pesar de que este proyecto fue trasladado base aérea de Santa Lucía, las minas han seguido operando. El colectivo demanda que se concrete el cierre propuesto y “que se haga la inspección necesaria para que las empresas responsables de los daños asuman sus responsabilidades”.

Marcial Yangali

 

Leave a Reply