Autor:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) apenas logró recuperar 17 millones 771 mil 730 pesos de los más de 135 millones gastados irregularmente durante la construcción de una barda perimetral para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). Los casi 118 millones restantes corresponden a sobreprecio y otras irregularidades registradas en el proyecto que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tenía a su cargo.

Más del 50 por ciento de este último monto, 60 millones 98 mil 165 pesos, representa el sobreprecio pagado por el material y su instalación. La ASF revisó otras ofertas en el mercado y encontró una variedad de precios más bajos.

Durante la construcción se realizaron dos cambios de planes que tenían como objetivo reducir costos y tiempo. La auditoría también evidenció que se gastaron 42.5 millones de pesos en supuestas instalaciones que ya no tenían lugar a partir de estas modificaciones.

Además, un reporte especial del Informe de resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2017 señala que “no se verificó que la Sedena contara con la capacidad técnica, material y humana para ejecutar de manera directa las obras, ya que los trabajos que se realizaron por medio de diversos proveedores ajenos a la dependencia excedieron el 51 por ciento establecido legalmente para efectuar trabajos con terceros”.

A finales de 2018 el NAICM fue cancelado por López Obrador. Pero la construcción del nuevo aeropuerto en la base aérea de Santa Lucía también estará a cargo de la Sedena.

Marcial Yangali