Autor:

La situación política de Venezuela fue el tema más abordado durante la conferencia internacional Oslo Freedom Forum (OFF), llevada a cabo por primera vez en México. Pero no se trató de una reunión donde abundara la polémica sino que las mesas fueron conformadas en su totalidad por opositores al gobierno venezolano encabezado por Nicolás Maduro.

“Se habla mucho de esquemas de diálogo. En realidad lo único que hay que hacer es convencer a una dictadura usurpadora que genere las condiciones y se acople a las condiciones para tener elecciones libres y permitir a la ciudadanía a decidir”, comentó Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Desde el inicio del foro el director legal de la organizadora Human Rigths Foundation (HRF), Javier El Hage, había dejado en claro cuál iba a ser la tónica de la conferencia: “Estamos en contra de las dictaduras”. De acuerdo con esta fundación, 53 por ciento de la población mundial vive bajo gobiernos autoritarios.

El foro tuvo lugar en el Museo Nacional de Antropología y en la entrada principal un grupo de personas con banderas del Partido Comunista de México manifestaba su oposición a la realización de este encuentro. “Esto no es una cuestión neutral, es una reunión totalmente de derecha”, comentó para Contralínea Ángel Chávez.

Durante el foro abundaron las declaraciones en contra del gobierno venezolano y no fue invitado ningún ponente que tuviera una opinión disidente. Además de Luis Almagro, otros de los expositores fueron Jorge Quiroga, expresidente de Bolivia; Laura Chinchilla, expresidenta de Costa Rica; Enrique Krauze, escritor mexicano, y la activista cubana Rosa María Payá. Todos, con una opinión ya conocida sobre el conflicto político que tiene lugar en el país sudamericano.

Critican posición neutral de México

Durante el foro se cuestionó en repetidas ocasiones la postura del gobierno mexicano, encabezado por López Obrador, de privilegiar el diálogo para solucionar los conflictos políticos en Venezuela.

“Si somos permisivos, si somos neutros, el futuro de este continente no va a ser muy bueno”, comentó Luis Almagro y explicó que el posicionamiento frente a esta situación tiene que ir “evolucionando”.

Jorge Quiroga participó en la misma plática e hizo el siguiente llamado: “México, hermano mayor, súbase al barco, reconozcan a Guaidó y ayuden a luchar por la democracia en Venezuela”. Según su opinión, ser neutral es ser “cómplice de tiranías”.

El foro organizado por la HRF no reflejó la pluralidad de opiniones del concierto internacional, que tenía lugar ese mismo día en la sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Rusia y China, por ejemplo, reiteraron su reconocimiento a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela y el embajador ruso, Vassily Nebenzia, acusó a Estados Unidos de afectar la economía del país sudamericano con las sanciones impuestas.

Marcial Yangali