Autor:

Por intervención de la Auditoría Superior de la Federación, la nueva administración en Petróleos Mexicanos (Pemex) –encabezada por el ingeniero Octavio Romero Oropeza– investiga la ruta del dinero de PMX Energy Partners, una de sus empresas privadas constituida con recursos públicos.

Dedicada supuestamente a administrar la Fibra E de la petrolera (fideicomisos o vehículos financieros de inversión en energía e infraestructura), la compañía fue creada en México como una sociedad anónima de capital variable, el 8 de febrero de 2016, cuando al frente de la petrolera se encontraba José Antonio González Anaya. Como toda empresa fantasma, PMX Energy Partners no posee oficinas ni empleados.

La investigación fue abierta a inicios de este mes, luego de que la Dirección General de Auditoría Financiera Federal solicitara la intervención de la Unidad de Responsabilidades de Pemex para que realice las gestiones procedentes.

La irregularidad detectada corresponde al ejercicio de 2016 y consiste en que “PMX Energy Partners, SA de CV, se reportó sin operaciones desde su creación; sin embargo, la aportación directa al capital social de la empresa por 495 mil pesos, que representa el 99 por ciento del total de su capital, no se presentó en los estados financieros separados al 31 de diciembre de 2016 de Petróleos Mexicanos”.

Ello, indica el más reciente informe de la ASF, a pesar de que “en el acta constitutiva de la empresa, del 8 de febrero de 2016, fue reportado como capital suscrito y pagado, en incumplimiento del artículo 46, fracción XIV, de la Ley de Petróleos Mexicanos y NIC 28 de las Normas Internacionales de Información Financiera y Normas Internacionales de Contabilidad”.

De esta compañía offshore, Pemex Corporativo posee el 99 por ciento de las acciones y la subsidiaria Pemex Logística, el otro 1 por ciento.

El 25 de enero de 2019, la Gerencia de Enlace con Instancias Revisoras de Pemex informó a los auditores que “la Gerencia de Contabilidad Central comunicó que hasta que el área idónea, conforme a las funciones establecidas en el Estatuto Orgánico de Pemex, no provea la documentación soporte, no podrá llevar a cabo el registro del método de participación de la empresa PMX Energy Partners, SA de CV”.

Según la Auditoría, hasta el 29 de enero de 2019 no se había registrado el capital aportado como inversión de dicha empresa, conforme a las sanas prácticas internacionales, por lo que no se solventa lo observado.

“En el renglón de ‘Inversiones Financieras a Largo Plazo’ del Estado de Situación Financiera Separado, presentado en la Cuenta Pública de 2017, mostró un saldo por 86 mil 789 millones 617 mil pesos que se correspondió con el presentado en los estados financieros separados al 31 de diciembre de 2017 y 2016 de Petróleos Mexicanos”.

Por lo anterior, la ASF apunta: “se constató que PMX Energy Partners se ha mantenido sin operaciones desde su creación y PEMEX no presentó en sus estados financieros separados al 31 de diciembre de 2017 y 2016 la inversión por la aportación directa al capital social de la empresa por 495 mil pesos, no obstante que en el acta constitutiva de la empresa del 8 de febrero de 2016 fue reportado como capital suscrito y pagado”.

Nancy Flores