Autor:

En 2017, el Poder Judicial de la Federación devolvió a la Procuraduría General de la República (PGR) el 62 por ciento de las averiguaciones previas de delitos de orden federal por tener deficiencias en la investigación. El porcentaje supera en 47 puntos al 15 por ciento registrado en 2015, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El problema está en que “la Procuraduría no estableció indicadores ni metas que permitieran definir un parámetro de lo que pretendía lograr respecto de su contribución en la procuración de justicia eficaz y eficiente”, determinó la revisión de la ASF en la auditoría contenida en la tercera entrega del Informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2017.

Por este motivo, la ASF recomendó a la hoy Fiscalía General de la República (y antes PGR) que aplique mecanismos de control para reducir el número de carpetas devueltas y que informe sobre los mismos.

Por otra parte, el reciente informe evidencia el rezago de la procuraduría en la tenencia de averiguaciones previas consignadas. La ASF estima que de seguir así, en 2027 la PGR aún tendrá el 16.3 por ciento de las 99 mil 463 averiguaciones previas en trámite registradas al cierre de 2017.

Todas estas “deficiencias” en materia de justicia “persisten” a pesar de que la PGR contó con más de 9 mil 417 millones de pesos de presupuesto en 2017. De manera específica, la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo –unidad responsable de atender los delitos del orden federal– contó con más de 3 mil 423 millones de pesos aprobados en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Marcial Yangali