Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que es prioritario atender el problema de la inseguridad y la violencia en el país, con el combate a la corrupción, después de haber llevado a cabo su reunión de seguridad en Monterrey, y acompañado de su es contrincante a la presidencia, Jaime Rodríguez Calderón.

En Nuevo León, además del mandatario estatal, estuvieron presentes: la presidenta municipal de Escobedo, Clara Luz Flores Carrales;  los secretarios de la Defensa, Cresencio Sandoval;  el de Marina, José Rafael Ojeda Duran; el de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño,  y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

López Obrador comentó que para enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia es muy importante atender las causas, que haya oportunidades de trabajo, bienestar, se atiendan a los jóvenes y se les oriente los sobre el daño que ocasionan las drogas.

“Ayuda mucho el que exista coordinación, que no haya divisiones en las corporaciones policiacas, que actuemos de manera conjunta y estemos dispuestos a no permitir la corrupción, que no haya contubernio entre autoridades y la delincuencia, la profesionalización de la policíaca y mejorar las condiciones de trabajo de toda la policía”, dijo en su conferencia de prensa matutina.

Al cierre del sexenio de Enrique Peña Nieto, más de 242 mil personas fueron víctimas de delitos del fuero común, pero de los llamados de alto impacto: homicidio, secuestro, extorsión y robo. El gobierno de López Obrador recibió los indicadores con franca tendencia al alza.

Érika Ramírez