Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que continúa el robo de combustible en el país, “pero no igual”.

En su conferencia de prensa matutina, dijo que ayer se robaron 7 mil barriles de gasolina, que significa el 10 por ciento de lo que se robaban a diario, y que implicó un daño de 65 mil millones de pesos, tan sólo el año pasado.

“Todavía no podemos erradicar por completo el robo, era una práctica muy arraigada”, dijo desde Nuevo León.

Ayer, expuso, en Hidalgo hubo otra toma clandestina, con las mismas características que la que causó la explosión en Tlahuelilpan, y convocó a la población para que no se acerquen.

Mañana se cumplen 2 meses de iniciado el plan contra el robo de combustible,  por lo que se dará un informe al respecto y de cómo se ha resuelto el abasto, que aseguró, ya se ha normalizado en todo el país.

“Quisieron jugar a las vencidas, saboteaban los ductos, no pudieron ni van a poder”, dijo el presidente.

Érika Ramírez