Autor:

A 13 años del derrumbe de la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, y donde quedaron atrapados 65 trabajadores, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que requerirá el apoyo de expertos internacionales para llevar a cabo el rescate de los cuerpos.

En su conferencia de prensa matutina aseguró que su administración pretende “curar heridas, todo lo que podamos hacer va a ayudar en la reconciliación”.

El 19 de febrero de 2006, se derrumbaron varios túneles de la mina de carbón, Pasta de Conchos, operada por Grupo México, del empresario Germán Larrea Mota Velasco, uno de los hombres más ricos del país. Los cuerpos de 65 personas quedaron sepultados.

Érika Ramírez