Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que México no señalará a las partes en conflicto en Venezuela qué decisiones deben tomar para alcanzar una solución. Dijo que el artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos define la política exterior mexicana basada en cinco principios y el primero de ellos es la no intervención. Los otros cuatro son: autodeterminación de los pueblos, la resolución pacífica de las controversias, la cooperación para el desarrollo y el respeto a los derechos humanos.

“Es un conjunto de principios que nos obliga a actuar como lo estamos haciendo en el caso de Venezuela y en cualquier otro caso”, explicó el titular del Ejecutivo mexicano en la conferencia de prensa celebrada esta mañana en el Palacio Nacional.

Reconoció que “hay una polarización sobre este tema”. Pero lo que México promueve es el diálogo entre las partes. Agregó que tanto Uruguay como México están proponiendo a diplomáticos destacados con experiencia para facilitar el diálogo. El gobierno mexicano ha propuesto a Bernardo Sepúlveda, “uno de los diplomáticos más prestigiados que tenemos”.

El presidente de México dijo que el diálogo sólo será posible si las dos partes están de acuerdo.

Sobre la ayuda “humanitaria”, detalló que México siempre va a estar a favor, pero no sólo en Venezuela: también en Haití o en el propio México. “No debe mezclarse la ayuda humanitaria con asuntos políticos”.

Por ello, propone que en el caso de la llamada ayuda participe la Organización de las Naciones Unidas para que se descarten los propósitos políticos que pudiera tener. “Y mucho menos que se quiera utilizar para ejercer la fuerza; no queremos la violencia; queremos la paz y el diálogo”.

Zósimo Camacho