Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que vaya a incrementar su aparato de seguridad, luego de que apareció una manta amenazante en su contra por parte del Cártel de a Santa Rosa de Lima, en Guanajuato, justo en el contexto del plan contra el robo de combustible.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador dijo que “el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”.

El  pasado 30 de enero, se informó de un operativo en contra del Cártel de Santa Rosa de Lima, que estaba convocando a sus agremiados al predio denominado “El Hoyo”, en el poblado San Salvador Torrecillas, en Guanajuato, para la distribución de combustible robador.

De la acción en contra del llamado huachicoleo, por parte de elementos de la Secretaría de Marina, se “identificaron más de 40 pipas, que estaban realizando la carga ilícita de combustible”. Horas más tarde, apareció una manta con amenazas en contra del presidente y la población guanajuatense, según confirmó el propio vocero de la presidencia, Jesús Ramírez.

Desde Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo criticó los cuerpos de seguridad y protección, utilizados por administraciones anteriores: “era una situación de pena ajena, todos los aparatos de protección, excesivos. Se impedía la comunicación con la gente”.

“No vamos a a caer en ninguna provocación. No vamos a hacer caso a ningún acto de intimidación. No va a haber huachicol ni arriba ni abajo”, insistió.

Se dijo preocupado por la tasa de homicidios registrados en Guanajuato. También anunció que el lunes próximo será presentado el plan que se lleva a cabo para la búsqueda de desaparecidos.

Toda esa violencia, dijo, existe por “la lucha entre bandas, pero también por la violencia del Estado. Eso no va a pasar nunca más, tenemos que persuadir a todos”, enfatizó el presidente.

Érika Ramírez