viernes 13, diciembre 2019

Autor:

Ante la opinión de la calificadora Fitch Ratings, que ayer bajó recortó en dos escalones las notas de los bonos de Petróleos Mexicanos (Pemex), el presidente Andrés Manuel López Obrador contradijo a la agencia y anotó: “yo creo que Pemex está mejor que en los últimos 30 años, porque el principal problema era la corrupción y ya se está limpiando”.

Desde el Palacio Nacional, el mandatario expuso que Pemex fue una empresa saqueada durante el periodo neoliberal, de las “más saqueadas del mundo” y con más índices de corrupción. “Y se esmeraron estos tecnócratas corruptos en destruir a Pemex”, dijo.

“Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada reforma energética; que sabían que no llegó la inversión extranjera y que no se incrementó la inversión en Pemex. Y que eso fue lo que produjo la caída en la producción petrolera y nunca dijeron nada; guardaron un silencio cómplice”, señaló el presidente.

López Obrador confió en que los inversionistas con “ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida” y añadió los logros conseguidos con  el combate al robo de combustible: “¿la calificadora ha tomado en cuenta, como dicen los tecnócratas, esta variable?, ¿tomó en cuenta esa calificadora que por la intervención de nuestro gobierno nos vamos a ahorrar 30 mil millones que teníamos que haber devuelto, como era la mala costumbre, a quienes estaban solicitando que se les regresara el Impuesto Sobre la Renta?  Nosotros vamos a fortalecer a Pemex y se van a fortalecer las finanzas públicas”.

Érika Ramírez