Autor:

El director general de Pemex Exploración y Producción (PEP), Miguel Ángel Lozada Aguilar, fue llamado con carácter de urgente el martes pasado por el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, quien le pidió una explicación sobre su presunta participación en el desvío de recursos públicos en la ya conocida “estafa maestra”.

Desconcertado, el viejo trabajador petrolero (36 años en distintos cargos en Pemex hasta alcanzar la Dirección General de PEP en el nuevo gobierno) aclaró a su jefe su participación: “las contrataciones de universidades se iniciaron desde hace más de 15 años, como una decisión del gobierno de Vicente Fox para apoyar financieramente a las instituciones públicas y aprovechar a los especialistas e investigadores que ahí trabajan.

“Esto lo hicieron todas las dependencias del gobierno con universidades de todo el país, incluidas la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional. Pemex participó en darles convenios. Uno de ellos me tocó a mí firmarlo con la Universidad de la Chontalpa, y todo el trabajo que hicieron los investigadores ahí está, hay pruebas de ello, así que no hicimos nada indebido en Pemex”.

Lozada Aguilar le aseguró al director general de Pemex: “Pueden investigarme y no van a encontrar nada en mi contra”. Le aclaró que “la Auditoría Superior se la Federación ya revisó ese contrato y que la Secretaría de la Función Pública también, y no encontraron nada contra mí; por eso nunca fui llamado a declarar ni citado por nadie. En esas auditorías a las universidades se encontró que algunas de ellas sí subcontrataron y eso sí estaba prohibido en el convenio, pero eso fue responsabilidad de las propias universidades”.

La respuesta del director general Octavio Romero al director de PEP fue contundente: “Hay una nueva investigación de la Auditoría y del Órgano Interno de Control; si te encuentran algo sucio, te vas”.

Esto podría definirse la próxima semana a más tardar.

Antes de las elecciones que llevaron a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, por allá de marzo de 2018, Lozada Aguilar se acercó al equipo del tabasqueño para, con su larga experiencia, informar de los diversos problemas que había en la empresa petrolera del Estado, así como de la corrupción y los conflictos de interés. Esto fue visto con simpatía por el ahora mandatario. Una vez en el poder, López Obrador decidió ponerlo al frente de la subsidiaria más importante de Pemex, responsable de la exploración y producción petrolera y que cuenta con de 50 mil trabajadores bajo su mando.

Antes de su nombramiento, el ahora director de Pemex le preguntó a Lozada Aguilar si tenía asuntos pendientes de los que tuviera que rendir cuentas, y él respondió que no. No mencionó en aquella ocasión su participación en la contratación de universidades que después la Auditoría Superior de la Federación advertiría como una forma de corrupción para desviar recursos públicos.

Esta misma semana, ante preguntas de los reporteros en la conferencia matutina, el presidente de la República fue contundente al decir que de ser cierta la implicación de funcionarios en escándalos de corrupción, no podrían permanecer en cargos de Pemex.

“Si están involucrados en la ‘estafa maestra’, no tienen por qué trabajar en este gobierno. Sólo voy a constatarlo… Y si los contrataron, hicieron mal en caso de que estén involucrados”, sentenció.

Lozada, viejo trabajador petrolero, ya ha enfrentado el juicio social y éste le es adverso, pero sólo será con pruebas contundentes como podrían moverlo del cargo. Así, habrá que esperar esta revisión extraordinaria que hace el nuevo gobierno para saber si Lozada Aguilar es el primer funcionario retirado del cargo en la administración lopezobradorista.

Aunque parece tener todo en contra y ante la duda de su posible intervención en el desvío de recursos públicos, el director general de PEP cuenta todavía con el apoyo de su jefe Octavio Romero.

Sin embargo, en un expediente de inteligencia sobre este director general de PEP, se describe en su amplio perfil una serie de supuestas irregularidades en la asignación de contratos por miles de millones de pesos en donde habría intervenido, y eso también está a revisión.

En el apartado 7, bajo el título de  “Irregularidades detectadas durante su desempeño en distintos cargos en Pemex”, se describe lo siguiente:

“a. Contratos otorgados a la compañía Construcciones Industriales y Ecológicas del Sureste S.A. (CIESSA)

“Miguel Ángel Lozada Aguilar mantiene desde hace varios años una relación con el Ingeniero José Manuel Arrocha Mendoza, conocido empresario veracruzano propietario de distintas compañías del sector energético, las cuales han sido beneficiadas durante mucho tiempo con la adjudicación, en ocasiones de manera directa, de contratos millonarios por parte de Pemex y sus subsidiarias.

“Lozada Aguilar logró estrechar su relación con Arrocha Mendoza cuando fungió como Administrador del Activo de Producción Cantarell, del 2009 al 2014, interviniendo para la asignación de contratos para las empresas de Arrocha Mendoza, con el visto bueno de su jefe directo Juan Javier Hinojosa Puebla, Director de Pemex Exploración y Producción (PEP), con quien mantiene una cercana relación personal y de negocios también.

“Se tiene conocimiento que por la adjudicación de estos contratos, y de otros más otorgados a diferentes compañías, Lozada Aguilar ha recibido millonarias contraprestaciones, que han sido compartidas con Juan Javier Hinojosa Puebla y otros funcionarios de alto nivel de Pemex.

“En el caso concreto de las empresas de Arrocha Mendoza, destacan los contratos adjudicados a CIESSA, empresa en la cual aparece como Represente Legal Jorge Luis Montalvo Delgado, pero que en realidad es propiedad de Arrocha Mendoza. CIESSA tiene sus oficinas principales en Comalcalco, Tabasco, y cuenta además con oficinas en Ciudad del Carmen y en Champotón, Campeche.

“Por lo que respecta a Jorge Luis Montalvo Delgado, se sabe que en realidad es empleado y prestanombres de Arrocha Mendoza, quien exhibe como su domicilio fiscal un inmueble ubicado en la calle Dante Delgado 8, en la Colonia Insurgentes Norte, de Minatitlán, Veracruz, con RFC MODJ-820101-774 [sic]”.

Al respecto, Lozada Aguilar asegura: “En mi vida he hablado con Arrocha. Montalvo no sé quién es. Nunca fui cercano a Hinojosa”.

Sobre los contratos, advierte que algunos sí los firmó él, pero en el contexto de las decenas de contrataciones que hace la petrolera: “hay miles de contratos así en Pemex […] Tan sólo el Activo Cantarell maneja un presupuesto de 40 mil millones de pesos para servicios y contratos”.

El reporte de inteligencia continúa: “Estos contratos fueron otorgados en un plazo de 15 meses, con un monto en conjunto de 859 millones 348 mil 150 pesos con 17 centavos, siendo éstos los siguientes:

“El 28 de diciembre del 2012 le fue adjudicada la licitación 18575021-521-12, para la rehabilitación integral de los transformadores de distribución y potencia tipo seco y en aceite, instalados en los centros de proceso y plataformas satélites del Activo de Producción Cantarell, por un monto máximo a ejercer de 95 millones de pesos. La evaluación técnica fue elaborada por Enrique Jaúregui Alvarado y autorizada por Juan Julián Mendoza Solano; económicamente fue evaluada por Julio César Chandomi Salud, revisada por Jorge Raúl Sánchez Pérez y aprobada por Laura Patricia Mass Góngora. El 11 de enero del 2013 se firmó el contrato 422332817, con una vigencia hasta el 31 de diciembre del 2016.

“También en diciembre del 2012 CIESSA ganó la licitación 18575021-519-12, para la rehabilitación del sistema de alumbrado normal y de emergencia de los centros de proceso y plataformas satélites del Activo de Producción Cantarell, por un monto máximo a ejercer de 60 millones de pesos. La evaluación técnica de este proceso estuvo a cargo de Jesús Albino Aburto Ortiz, Juan Julián Mendoza Solano y Marco Antonio Arellano Payán; la evaluación económica fue realizada por Julio César Chandomi Salud, Jorge Raúl Sánchez Pérez y Laura Patricia Mass Góngora. El 11 de enero del 2013 se firmó el contrato 422202808.

“En enero del 2013, CIESSA ganó la licitación 18575021-520-12 para la rehabilitación de los sistemas de tierra y pararrayos de los centros de procesos y plataformas satélites del Activo de Producción Cantarrell, por un monto máximo de 54 millones de pesos.

“Se sabe que Lozada Aguilar, con el visto bueno de sus jefes directos, también participó activamente en la adjudicación a CIESSA de contratos otorgados en otras áreas de PEP, entre estos los siguientes:

“El contrato 425022824, firmado el 2 de mayo del 2012, para el mantenimiento y rehabilitación de tanques atmosféricos de las instalaciones de producción de los Activos Integrales de la Región Sur Paquete RS-01, por un monto de 149 millones 950 mil pesos.

“El contrato 425022836, firmado el 8 de junio del 2012, para el mantenimiento y rehabilitación de tanques atmosféricos de las instalaciones de producción de los Activos Integrales de la Región Sur Paquete RS-02, por un monto de 149 millones 945 mil pesos.

“El contrato 425022840, firmado el 21 de junio del 2012, para la rehabilitación integral de la infraestructura de las instalaciones de producción de los Activos Integrales de la Región Sur, Paquete SL-1, por un monto de 159 millones de pesos.

“Un contrato más en cuya adjudicación intervino activamente Lozada Aguilar fue la licitación 18575050-512-11, ganada por otra empresa propiedad de José Manuel Arrocha Mendoza, denominada PROASIP S.A. DE C.V., con sede en Ciudad del Carmen, Campeche. Este contrato fue para trabajos de mantenimiento estructural y arquitectónico a equipos de perforación y reparación de pozos, por un monto de 191 millones, 453 mil, 150 pesos con 17 centavos. Este contrato fue firmado el 15 de septiembre del 2011.

“Una empresa más de Arrocha Mendoza que ha sido beneficiada con distintos contratos por parte de Pemex es Restauración y Saneamiento del Golfo S.A. de C.V. (RESAGO), con sede en Coatzacoalcos, Veracruz… [sic].”

El informe de inteligencia es tan amplío que habrá que volver a él en una próxima columna.

Miguel Badillo

[Oficio de papel]