Autor:

Ante los dichos del presidente estadunidense, Donald Trump, de que hay una “una crisis de seguridad y humanitaria” en la frontera con México, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que estos comentarios responden a una situación interna en el país vecino y se negó a responder ante tales planteamientos.

Esto se debe “a una confrontación política en Estados Unidos, como la hay en todos los países cada vez que se avecinan elecciones. En Estados Unidos tienen, lo digo con todo respeto, no quiero involucrarme en sus asuntos internos, pero tienen un sistema de reelección con periodos muy cortos.

“A diferencia de nosotros, el periodo presidencial es de seis años, ellos tienen un periodo presidencial de cuatro, con relección. Entonces, cuando llega el nuevo presidente, casi al entrar en funciones ya se está pensando en la reelección y sus opositores están en lo mismo”, expuso.

El presidente comentó que su administración está “persuadiendo” al gobierno de Donald Trump de que “lo mejor es el desarrollo” de los países de Centroamérica y México, que haya actividad productiva y empleos. “Que la migración se convierta en optativa, no en obligatoria, esa es nuestra política”, dijo.

“Desde luego, se habla de la problemática migratoria, pero nosotros queremos resolver el problema de la migración atendiendo las causas. Ha quedado muy claro lo que hemos propuesto”, indicó en Palacio Nacional.

Érika Ramírez