Autor:

El desabasto de gasolinas registrado en algunos puntos del país, incluyendo la Ciudad de México, es originado por el plan de combate al robo de combustibles que mantiene cerrados los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), comentó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa matutina pidió a la población su apoyo, no caer en pánico, no hacer caso a información alarmista y tendenciosa de quienes están a favor del “régimen corrupto” que permitió el robo de combustible.

Ayer, añadió, “fue el día que menos gasolina se han robado en la historia reciente, desde la expropiación petrolera, sólo se robaron 27 pipas, cuando se robaban más de mil”.

El presidente reiteró qué hay suficiente gasolina en el país, “pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes que se utilizan para robarse las gasolinas, redes alternas, otro sistema de distribución”.

El cambio en el sistema de distribución, con la utilización de pipas, significa demoras, retrasos y desabasto en algunas gasolinerías, “sería fácil abrir los ductos y decir que se normalizó la situación, pero aceptar y tolerar el robo, eso no lo vamos a hacer, vamos a resistir todas las presiones”, comentó.

Érika Ramírez

 

Leave a Reply