Autor:

El temor de trabajadores del Palacio Nacional a ser despedidos en los próximos días (quienes se manifestaban este 4 de enero en una de las entradas del recinto) no tiene razón de ser. “Todo el ajuste administrativo tiene que ver con personal de confianza de los altos niveles de la burocracia”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

“Trabajadores de base, sindicalizados no deben ser removidos. En caso de que se haya cometido una injusticia se va a revisar, ya hay instrucciones en todas las áreas. Aquí en Palacio eran muy pocos los que trabajaban, porque la mayoría estaba en Los Pinos: esto estaba solo, estaba convertido en un museo. Esto está lleno de historia, de cultura.”

No obstante, los inconformes indican que se les ha estado limitando el trabajo asignado o incluso se les han dejado de encomendar labores.

Al respecto, el presidente indicó que quizá se deba a que en el sexenio pasado no había mucha actividad en el recinto. “A eso puede deberse. Pero lo voy a revisar”.

Nancy Flores

 

Leave a Reply