Autor:

El pasado 3 de enero fueron robadas 36 pipas de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex), cifra que contrasta con las 1 mil pipas sustraídas de hace 25 días, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Es histórico lo de ayer”, calificó en su conferencia de prensa. “En robo de combustible: 36 pipas. Esto no se había presentado en mucho tiempo. Hace 25 días, más de 1 mil pipas robadas”.

Según el gobierno federal, esta caída en el delito popularmente conocido como huachicoleo se debe al operativo en el cual se detuvo a tres funcionarios de Pemex que operaban el 80 por ciento del robo desde el interior de la petrolera.

“No queremos cantar victoria, pero sí nos está dando resultado la decisión que se tomó para controlar esto que era un robo descarado, a la vista de las autoridades”, indicó.

Además, se comprometió a dar a conocer los datos de este delito todos los días. Y aseguró que hay procesos abiertos en contra de otros funcionarios de Pemex, pero dijo no poder dar detalles ni revelar nombres, porque hay una presunción de inocencia.

Respecto del problema del desabasto de gasolinas en algunas zonas del país, señaló que más que con la distribución de combustibles robados tiene que ver con el cambio en la estrategia de transporte.

“Ayer estuve en Morelia. Hubo desabasto en 70 por ciento de gasolineras pero ya está volviendo a la normalidad.”

El presidente aprovechó para lanzar una convocatoria a la población para que comprenda lo del desabasto y que “no compre combustible robado. Nada robado”.

Advirtió que eso incluye a ciudadanos y empresas. “Porque se daba el caso de que empresas constructoras se abastecían de gasolinas y diésel robados. Pedirle a todos que nadie compre combustible robado. Que nos portemos todos bien. La democracia es asunto de todos, no de un gobernante, un gobierno o un puñado de funcionarios”.

Nancy Flores

 

Leave a Reply