Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no tiene conflicto con el subcomandante Galeano, antes conocido como subcomandante Marcos, ni con ningún otro dirigente zapatista o líder social o empresarial.

Refirió que al gobierno federal no le preocupa que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) se oponga al megaproyecto del Tren Maya, porque tiene el respaldo de los ciudadanos.

“No le hacemos mal a nadie; al contrario: se le va a dar preferencia a los pobres.”

López Obrador indicó que el EZLN tiene derecho a disentir, porque su gobierno es democrático. No obstante, esto no frenará la construcción del Tren, porque “queremos sacar de la pobreza al pueblo”.

Por su encargo público, indicó, está obligado a buscar la reconciliación. “Estamos abiertos al diálogo. Todos los que soliciten audiencia pública tienen derecho a ser atendidos”.

Tras lanzar su frase del “amor y paz”, dijo que tiene derecho a disentir y manifestar sus opiniones.

Al referirse específicamente a las declaraciones del subcomandante Moisés, señaló que no va a caer en provocaciones.

El pasado 1 de enero, al conmemorarse el 25 aniversario del alzamiento armado, el dirigente   zapatista indicó: “Compañeros, compañeras, ése que está en el poder lo va a destruir al pueblo de México pero principalmente a los pueblos originarios, viene por nosotros, y especialmente a nosotros al Ejército Zapatista de Liberación Nacional. ¿Por qué? Porque aquí estamos diciéndole claro no le tenemos miedo ¿o sí, compañeros y compañeras?”

En su conferencia de prensa mañanera, el presidente respondió que no tiene pleito personal ni odio contra los conservadores, sin aclarar si entre éstos incluye al EZLN. Pero, agregó, les dice sus cosas porque ellos creen que pueden estar criticando todo.

Nancy Flores