Autor:

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, mantuvo una conversación amistosa y respetuosa con su homólogo estadunidense, Donald Trump, en la que se planteó la posibilidad de lograr un “acuerdo de inversión” para impulsar y apoyar proyectos productivos en Centroamérica y México; el objetivo: “que no tenga la gente la necesidad de migrar, que la migración sea optativa, no obligatoria”.

México ya tiene programados 5 mil millones de dólares en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, que será presentado el próximo sábado ante la Cámara de Diputados. El acuerdo podría ser más importante que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (Tmec), que sustituyó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En su conferencia matutina, el primer mandatario dijo que ya hay grupos en ambos países que mantienen comunicación para tratar el tema. En representación de México es la Secretaría de Relaciones Exteriores, a cargo de Marcelo Ebrard, la que va a revisar la propuesta para ver si es posible que se pueda suscribir el acuerdo de inversión, con el que se pretende generar actividades productivas y crear empleos.

Con respecto de los mensajes de Donald Trump, a través de su cuenta de Twitter, y que hacen referencia a la construcción del muro en la frontera, el mandatario mexicano dijo: “No hemos tocado el tema en ninguna conversación”. Apenas unos minutos previos a la conferencia de López Obrador, el presidente de Estados Unidos escribía: “¡MÉXICO ESTÁ PAGANDO EL MURO!” (sic).

El PEF

Otro de los asuntos tratados por el titular del Ejecutivo fue el incremento del presupuesto a ocho secretarías de Estado, de las 18 dependencias; en tanto que el resto contempla una disminución, apegado al “plan de austeridad”.

Éste es el caso, dijo, de la Secretaría del Trabajo, que va a tener más del doble de recursos de los que recibía, porque es la que va a atender el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, “prioridad” en su programa de gobierno.

También, la Secretaría de Bienestar, Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría de la Defensa, contarán con más presupuesto. Justificó el aumento de recursos a las Fuerzas Armadas “porque se está contemplando reforzar todo el apoyo del Ejército en la creación de la Guardia Nacional”.

El sector Salud será uno de los más fortalecidos con recursos del erario, a fin de rescatarlo y conseguir la gratuidad en medicamentos y atención médica para la población vulnerable en México.

Dijo que en Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo se pretende federalizar el sistema de salud. Lo que significa “suscribir un convenio con los estados para que la federación se haga cargo del sistema de salud… utilizar un fondo especial de salud para incrementar recursos, nada más en estos ocho estados, por alrededor de 25 mil millones de pesos”.

Los amparos de altos funcionarios

Luego de una avalancha de amparos interpuestos por jueces, magistrados y funcionarios de organismos autónomos, para continuar con sus altas remuneraciones, López Obrador dijo: “Queremos que exista un auténtico estado de derecho. Ellos pueden utilizar cualquier medio, tienen derecho a hacerlo. Nosotros somos respetuosos, nosotros estamos cumpliendo con un mandato, que nos dieron los ciudadanos en la elección del 1 de julio”.

El titular del ejecutivo hizo referencia a un decreto de 1861, que dice a la letra:

“El Excelentísimo señor presidente de la república se ha servido dirigirme el decreto que sigue.

“El C. Benito Juárez, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, a los habitantes de la misma:

“Sabed que, considerando la necesidad imperiosa de introducir en los gastos públicos economías que faciliten la reorganización del erario, he tenido a bien decretar lo siguiente:

“Artículo único. La asignación anual de 36 mil pesos que ha disfrutado el presidente de la república se reduce a 30 mil. Por tanto, mando se imprima, publique, circule y se le dé el debido cumplimiento.

“Dado en el Palacio Nacional de México a 6 de abril de 1861. Benito Juárez.”

El decreto fue publicado por el entonces ministro de Estado y del despacho de Relaciones Exteriores y Gobernación, Francisco Zarco.

Érika Ramírez