Autor:

Con documento en alto, el presidente Andrés Manuel López Obrador mostró su firma en la iniciativa de para cancelar “la mal llamada Reforma Educativa, abrogarla”, impuesta en el régimen priísta de Enrique Peña Nieto.

Acompañado del secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, y del consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, el mandatario pretende sustituir el ordenamiento actual, el marco jurídico, por uno nuevo, en el que se establece el derecho a la educación.

“La educación, que no es un privilegio, es un derecho de todos los mexicanos. Educación pública, gratuita, de calidad, en todos los niveles escolares”, expuso en su conferencia matutina dada en Palacio Nacional.

El titular del ejecutivo expuso que esta iniciativa contempla la gratuidad de la educación en todos los niveles escolares. “Es un plan con un proceso de aplicación, a partir de destinar cada vez más recursos y que no haya rechazados, que todos los jóvenes que quieran ingresar en el nivel medio superior y el nivel superior, en las universidades, tengan la oportunidad de estudiar”.

Lamentó que en el “periodo neoliberal” anualmente hubiera miles de jóvenes rechazados de las universidades públicas, no porque reprobaran el examen de admisión sino porque no había espacios. Por ello, dijo, se van a construir 100 nuevas universidades públicas y se van a otorgar becas a estudiantes de nivel superior; 300 mil becas a estudiantes de familias de escasos recursos económicos”.

En el nuevo plan educativo, destacó, se ha llegado a un acuerdo inicial con padres de familia y con maestros; contrario a la Reforma Educativa que se hizo en contra de la voluntad de los maestros. “No podemos llevar a cabo ningún plan para mejorar la calidad de la enseñanza sin el apoyo, la colaboración de los padres de familia y de los maestros”.

El presidente garantizó al magisterio que “nunca, jamás, se le va a faltar al respeto a los maestros, al magisterio nacional, a nuestras maestras, a nuestros maestros, como sucedió recientemente, que se dedicaron a ofender a los maestros. Eso se termina”.

El documento fue ingresado hoy por la Cámara de Diputados y con esto, dijo López Obrador, está el compromiso cumplido con las maestras y maestros de México.

En su turno, el secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, comentó que la llamada Reforma Educativa “no demostró un incremento en el aprovechamiento escolar de las niñas, los niños, los jóvenes. Y sí, en cambio, provocaron un estrés e injusticias muy importantes al magisterio nacional. Fue, sin lugar a dudas, muy injusto que se haya culpado a los maestros como únicos responsables de los problemas de la educación pública”.

Como resultado de esta Reforma, en los últimos 3 años 150 mil maestras y maestros de México pidieron su prejubilación o su jubilación. Además, hubo una caída en la matrícula en las normales públicas y privadas, en promedio, de un 23 por ciento, en todo el país; en tanto que en el sur del país, de un 50 por ciento.

Después de realizar una amplia consulta en el magisterio, dijo que se encontraron tres importantes hallazgos:

Primero, reconocer que la mayor riqueza de nuestro sistema educativo está en nuestras maestras y maestros. “Tenemos un magisterio experimentado, estudioso y, sobre todo, comprometido de cuerpo y alma con su tarea”.

Segundo, “los maestros están convencidos de que no están formando solamente empleados, sino que están formando ciudadanos, ciudadanos con conciencia social, con solidaridad y conciencia sobre su comunidad; ciudadanos que respetan el medio ambiente y que buscan, sobre todo, ser buenos mexicanos”.

Otro hallazgo importante, dijo el titular de Educación, es que múltiples demandas magisteriales se derivan de rezagos administrativos, “cuya solución concierne a la autoridad educativa, que debe de atenderlos”.

Puntos firmados por el presidente, llevados ante la Cámara de Diputados:

  • Integralidad, equidad y excelencia como principios básicos de la educación pública que imparte el Estado.

  • Se consagra el principio de la obligatoriedad de la educación superior.

  • Se establece que los docentes tienen el derecho de acceder a un sistema permanente de actualización y formación continua.

  • Atención prioritaria a las escuelas normales e instituciones de educación superior que brindan formación docente.

  • Se establece también la obligatoriedad de incluir en los planes de estudio la promoción de valores, el civismo, la historia, la cultura, el arte (en especial la música), el deporte escolar, el respeto al medio ambiente, entre otros.

  • Se introduce la visión regional que promoverá la formulación de contenidos y políticas diferenciadas. Un país pluriétnico y pluricultural como México, debe tener una política educativa diferenciada y permitir a las regiones expresarse a través del sistema educativo.

  • El principio de equidad permitirá una política incluyente, cultural y étnica que incorpora énfasis en educación indígena, así como indígena, bilingüe y cultural, a fin de combatir las desigualdades sociales, de género y regionales.

  • En escuelas de educación básica de zonas vulneradas se respaldará a los estudiantes con acciones alimentarias.

  • Se crea el Instituto Nacional para la Revalorización del Magisterio y Mejora Continua de la Educación, al que se le dota de las más altas competencias entre las que se incluye la determinación de estándares e indicadores de resultados; certificación de desempeño de instituciones, autoridades y actores de la educación; formación escolar para directores y supervisores, realización de estudios y análisis, entre otros.

  • Lo anterior conlleva la cancelación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Érika Ramírez