Autor:

Piden senadores y diputados abrogar la Ley de Seguridad Interior por respeto a los derechos humanos de la ciudadanía, la especialización de las fuerzas del orden público y el retorno del Ejército y la Marina a sus cuarteles para realizar las labores contempladas dentro de la Constitución.

Se trata de cuatro propuestas presentadas por senadores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN), Movimiento Ciudadano (MC) y del Trabajo (PT); así como por la diputada perredista Claudia Reyes Montiel ante el pleno de la LXIV Legislatura.

De acuerdo con las iniciativas para la abrogación de la Ley de Seguridad Interior, el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República explicó que este ha sido uno de los temas más discutidos dentro de las comisiones que componen ambas cámaras.

Dicha Ley fue aprobada por el Congreso y publicada en el Diario Oficial de la Federación el 21 de diciembre de 2017, y su publicación generó polémica al permitir que Fuerzas Armadas (Ejército, Marina y Fuerza Aérea) intervengan y hagan uso legítimo de la fuerza cuando la seguridad interior se vea comprometida.

Un análisis del Instituto Belisario Domínguez explica dicho riesgo como una “situación que potencialmente puede convertirse en una amenaza a la seguridad interior”, y afirma que “tienen su origen en territorio nacional las emergencias o desastres naturales en un área o región geográfica del país; las epidemias y demás contingencias que afecten la salubridad general, o las que afecten los deberes de colaboración de las entidades federativas y municipios en materia de seguridad nacional”.

Fabián Vega