Autor:

A 1 año de que 227 mil 112 inmuebles fueran reportados con daños tras los terremotos del 7 y 19 de septiembre, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que la respuesta del gobierno ha sido ineficaz, imprecisa e inoportuna ante la tragedia que terminó con la vida de 470 personas, según cifras oficiales.

La falta de certeza en la reconstrucción de las 209 mil 334 viviendas, 983 hospitales y más de 16 mil 795 escuelas afectadas por el movimiento telúrico persiste y, de acuerdo con la CNDH, comprueba la falta de coordinación y diálogo que existe entre instituciones.

Adriana Acosta Estrada, representante de los habitantes del Multifamiliar Tlalpan, explica a Contralínea que la situación de los damnificados es de desolación y hartazgo. “Ya son muchos meses que hemos luchado, sin embargo, el mismo gobierno no ha agilizado las cosas para que esto avance. Protección Civil es el que más ha colaborado con nosotros”.

Por su parte, la Comisión exigió a las autoridades mayor transparencia a la hora de administrar los fondos públicos para la reconstrucción, así como una mayor responsabilidad al momento de asumir sus tareas, puesto que como los habitantes del Multifamiliar, aún hay personas que continúan en calidad de damnificadas.

En un país que enfrenta constantes riesgos ante fenómenos naturales y en la conmemoración de los sismos de 2017 y 1985, la CNDH precisó que la prevención va más allá del diseño e instrumentación de mecanismos de respuesta inmediata o simulacros, siendo preciso integrarla dentro de nuestra vida cotidiana.

Fabián Vega