Autor: y

Al grito de “¡Damnificados Unidos, serán reconstruidos!”, cientos de damnificados marcharon la tarde de este miércoles demandando la reconstrucción de los inmuebles dañados y destruidos tras los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

A 1 año del sismo de 7.1 grados, las víctimas que conforman la organización social Damnificados Unidos exigen al gobierno la reconstrucción de sus viviendas con recursos públicos y con las donaciones internacionales percibidas.

Los damnificados se niegan a recibir créditos para recuperar su patrimonio porque muchos son de la tercera edad o desempleados que no pueden endeudarse más, pues fue mediante crédito como obtuvieron sus viviendas.

La movilización fue encabezada por los damnificados del Multifamiliar Tlalpan, Girasoles III-Rancho San Lorenzo, Miramontes 3020, Amores 212, Roma Sur, Uxmal 43, Hipódromo Roma Condesa, Colonia del Mar, San Antonio Abad 39, y vecinos de Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco.

Las víctimas no han recibido apoyo para la renta y temen que se reconstruya una superficie menor a la que tenían. No les han indicado la ruta a seguir, ni cuánto será la cantidad de dinero con la que se les apoyará.

Asimismo, denuncian que el gobierno no ha liberado los procesos legales necesarios; por el contrario, genera trabas jurídicas para comenzar el reforzamiento y reconstrucción de inmuebles. Estas labores comenzarán a partir del 1 de enero del 2019, según les han informado.

Hace apenas 20 días el gobierno comenzó la entrega de recursos; sin embargo, otros edificios siguen siendo diagnosticados. Para ellos el principal problema ha sido la falta de voluntad y sensibilidad de la autoridad.

Los damnificados sufren diferentes problemáticas: en Hipódromo Condesa, por ejemplo,  el avance en las mesas de trabajo es lento y sufren la presión de las inmobiliarias que preferirían demoler los edificios para hacer negocios. En Tláhuac, Iztapalapa y Xochimilco la situación es crítica porque el principal problema es el estado del suelo.

Los damnificados marcharon al zócalo capitalino acompañados por las organización Frente del Pueblo Resistencia Organizada, Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica, Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Sindicato Mexicano de Electricistas, Nueva Central de Trabajadores, agrupación magisterial Nuestra Clase, Partido de los Comunistas, Pan y Rosas, Unión Popular de vendedores y ambulantes 28 de octubre, Preparatoria Popular Tacuba Obrera y normalistas rurales de Ayotzinapa.

Jordana González y Alba Olea